TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A LA INVASIÓN DE VENEZUELA
Por: Braulio Martínez Zerpa

Hay un cúmulo de noticias emanadas del Gobierno de los EEUU, que nos obligan a creer, muy a nuestro pesar, que los planes del imperio yankee para invadirnos ya están elaborados y en proceso de ejecución; concretamente, en la llamada fase preparatoria; lo más preocupante, es que esta fase preparatoria ya lleva más de diez años ejecutándose en sus pasos preliminares y lo que estamos viendo, en este preciso momento, es su parte final y el principio de la fase inicial de la ejecución de la invasión; que, por supuesto, se inicia con hechos concretos en los campos psicológicos, económicos, financieros, políticos y de guerra de IV Generación, dejando la actuación militar para su última fase.

Ahora bien, veamos cuáles son estas noticias y qué nos indican: el día 24/06/11, en audiencia celebrada en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso de los EEUU, el Jefe del Sub-comité de Relaciones Exteriores para el hemisferio occidental, Diputado Connie Mack, declaro: “es hora de actuar para contener la peligrosa influencia de Hugo Chávez y su relación con Irán, tildando al Gobierno de Venezuela de terrorista”. En esa misma audiencia, el Sub-secretario para América Latina Kevin Whitaker, informó:

“La Administración de Obama estaba seriamente considerando clasificar a Venezuela como Estado terrorista, acentuando, que ninguna opción está fuera de la mesa en contra de Venezuela.” Pero la más grave de estas declaraciones es la emitida por el vocero del Gobierno de EEUU, de que: “USA no descarta ninguna opción en sanciones contra Venezuela por su relación con Irán. En esa audiencia también se trataron nuevas sanciones a PDVSA y a CONVIASA, para que otros países se alejen de comercializar con estas Empresas.

Los invito a que hagamos una mirada retrospectiva a los momentos previos a la invasión de Iraq por parte del imperio yankee; lo primero que se hizo fue difundir a través de los medios de comunicación del imperio y los medios de otros países en manos de la oligarquía pitiyanqui, de que Sadán Husseim, a la sazón Presidente de ese País, era un dictador y asesino que pretendía la dominación de la región del Oriente Medio; se montó aquella tragicomedia de que un País africano le estaba suministrando uranio para la fabricación de armas de destrucción masiva, de las cuales ya poseían un número considerable y que, por tanto, había que invadirlo militarmente.

Posteriormente, se descubrió que todo era mentira, que lo que buscaba el imperio era el robo descarado del petróleo de ese País; a pesar de todo ello, no se disculparon jamás por la muerte de más de millón y medio de inocentes civiles, ni de los cuantiosos daños a su infraestructura, ni del saqueo asqueroso al patrimonio histórico y cultural de ese País. Otro tanto hicieron con Afganistán, donde previamente perpetraron el famoso atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, sobre esto, los invito a leer un artículo de este autor, titulado Indicios Sobre las Causas del 11 de setiembre del 2.001, publicado en Espacio Autogestionario el 07/07/2.003 y en la misma fecha en Aporrea, en Opinión @ Soberanía, Contacto Antiescuálidos, Mercurio Agua Mansa, y otros medios más.
En todo ello se demuestra que dicho atentado fue preparado y ejecutado por el Gobierno de los EEUU. Ahora bien, este atentado tenía por finalidad el poder llevar a cabo la famosa guerra preventiva de ese Gobierno; se inventó la fabula de Ben Laden; y, esta fue la excusa para invadir a Afganistán, pero en el fondo, lo que se buscaba era dominar el comercio de la heroína producida en ese País, la cual ya controlan ampliamente.

En el caso de Libia, se aceleraron las fases, porque Europa estaba urgentemente necesitada del petróleo y del gas de dicho País, dado que tenían conocimiento de una futura guerra de EEUU contra Rusia y China, y no querían seguir dependiendo de estos recursos provenientes de Rusia, ya que tienen los de Libia en su frente; para ello, entrenaron a fogueados combatientes de Alqaeda para que se enfrentaran directamente al Ejercito de Libia, para lo cual contaban con armas anti-aéreas y anti-blindados altamente sofisticadas, sin que tuvieran algún rubor en exhibirlas.

Pero, volvamos al caso Venezuela. En las declaraciones, anteriormente descritas, se destaca el hecho de que el funcionario de EEUU Connie Mack ha dicho textualmente: “es hora de actuar”; esto quiere decir, que con esta declaración se pone fin a la fase preparatoria del plan de invasión a Venezuela y abre las puertas a la fase de ejecución, a buen entendedor pocas palabras bastan; también el funcionario imperial Kevin Whitaker, al igual que el funcionario anteriormente citado han dicho que el Gobierno de EEUU declarará a Venezuela como estado terrorista; tal y como hicieron con Afganistán e Iraq en su momento y como lo acaban de hacer con Libia.

Este último también ha declarado que en el caso de Venezuela: “ninguna opción está fuera de la mesa”; esta y la declaración de otro funcionario, quien dijo: “EEUU no descarta ninguna opción en sanciones contra Venezuela por su relación con Irán”. En estas dos últimas declaraciones se deja ver, muy claramente, que entre estas sanciones está jugando la invasión. En nuestro caso, se presume que las fases previas a la invasión militar, al igual que en Libia, van a ser aceleradas, debido a que la Tercera Guerra Mundial está a pocos pasos de su realización.

Ello se explica en mi último artículo titulado LA TERCERA GUERRA MUNDIAL ESTÁ A PUNTO DE FLORECER, publicado el día 9 de esta mes y año a través de Aporrea, Ensartaos, Abre Brecha, PSUV El Hatillo, el Blog Un Café con Angiolillo y otros. En el fondo se trata de que el imperio y sus lacayos, antes de participar en esa conflagración mundial, requieren de nuestro petróleo para así poder mover su mortífera aviación, sus buques de guerra, sus blindados y demás vehículos militares, todo ello sin comprometer el uso interno de estos recursos para su calefacción, aire acondicionado, electricidad y transportes internos propios al desenvolvimiento de cualquier estado en usos no militares.

En los momentos actuales, se están sucediendo acontecimientos que deben ser monitoreados con la debida seriedad e importancia; no es casualidad, las casualidades no existen, sino causalidad en el hecho, que de repente, después de casi diez años de mantener a Afganistán bajo un fuerte control militar, que ha causado más de medio millón de personas asesinadas por ellos, se dan cuenta que tienen muchos soldados en ese País y anuncian que van a retirar, muy pronto, unos treinta mil efectivos militares y sus correspondientes equipos.

Yo me pregunto: ¿Para donde iría ese personal militar, debidamente entrenado y con experiencia en operaciones militares en caliente? Para responder esto hay que articularlo con los acontecimientos políticos en proceso; por ejemplo, las “sanciones” recientes del imperio a PDVSA, a CONVIASA, la declaración de Venezuela como País terrorista, de que ha llegado la hora de actuar y que no se descarta ninguna acción sancionatoria contra Venezuela. Pues, tengan bien abiertos los ojos, porque esos soldados son los que van a ser utilizados en la invasión a Venezuela.

Por allí han dicho algunos analistas, que gozan de toda mi confianza por su seriedad, pero que no han analizado la situación nuestra a fondo, de que lo que pretende el imperio es salir de nuestro Presidente Chávez a como dé lugar. Con todo respeto, pienso que el imperio no tiene como objetivo final o teleológico, salir de Chávez; la salida de Chávez para ellos es sólo un medio necesario para lograr su objetivo final que no es otro que apoderarse de nuestro petróleo. Admitir eso, sería igual que admitir que las invasiones de Iraq y Libia se llevaron a cabo para proteger a los pueblos de esos Países de dictadores violentos, cuando todos sabemos que detrás de estas invasiones estaba el verdadero objetivo teleológico imperial de robarle a estos pueblos sus recursos energéticos, tan necesitados por ellos.

Otro acontecimiento que se está llevando a cabo en estos momentos está relacionado con los levantamientos en algunas de nuestras cárceles (Rodeo I, Rodeo II, etc). Cabe en cualquier análisis serio, que esto pudiera ser el inicio de una gran desestabilización del País, requisito necesario para justificar una invasión; lo que pasa es que calcularon mal, porque ellos, con el apoyo de la oposición, como ya se ha visto, pensaron que el Gobierno respondería a su violencia con más violencia, no pensando, que en el socialismo la violencia se combate de otra forma, siempre con respeto a los derechos humanos y con mucho diálogo, tal y como se está haciendo.

No es pues de extrañar que se estén cocinando otros acontecimientos que den origen a dicha desestabilización, ojo pelado; como tampoco es para tirar al olvido que esos tres millones de Dólares incautados en el Aeropuerto de Maiquetía, recientemente, y que venían de Países colonizados por el imperio y que venían en un avión comercial de otro País, también colonizado por el imperio, no serían los que la oposición estaba esperando para crear motines en nuestras cárceles o para iniciar otras acciones desestabilizadoras. En todo caso, todos los venezolanos patriotas comprometidos con este proceso, debemos estar alertas y preparados para acudir en defensa de nuestra Patria donde y cuando ella nos necesite, sin que para ello haya convocatoria previa.

También quiero alertar a nuestras autoridades, civiles y militares, de que llegó la hora de tomar conciencia de la gravedad de la situación para equipar y adiestrar a nuestras Milicias y a nuestro honroso pueblo en el uso de las armas y de las estrategias y tácticas defensivas. No perdamos un solo minuto, porque el enemigo imperial ya se está afilando sus garras, y nosotros, siempre protegidos por Dios, no nos vamos a inmolar en vano, lo haremos por nuestro pueblo y por nuestra soberanía como antes lo hicieron nuestros Libertadores.

Braulio Martínez Zerpa Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado en ejercicio