Rangel: Medios privados se han convertido en lanza agresiva contra cambios sociales

Caracas, 26 Jun. AVN.- Un compromiso transnacional con intereses imperiales, enfocados en la desestabilización y la subversión, pareciera ser hoy día la razón de ser y el manual de ejercicio de los grandes medios de comunicación de Venezuela y de la región.

La consideración corresponde al periodista José Vicente Rangel, quien este sábado fue orador de orden en la segunda entrega de premios Aníbal Nazoa que este año galardonó 41 trabajos periodísticos y 30 con menciones especiales, en una ceremonia organizada por la Fundación Movimiento del Periodismo Necesario.

“Hoy día los medios de comunicación se han convertido en punta de lanza de agresión contra los cambios sociales. Eso lo vemos en toda la región. En Argentina, el gobierno de Cristina Fernández es acosado por un medio con extraordinario poder como es Clarín, en Perú contra Humala el acoso estuvo dirigido por el diario El Comercio y así en Ecuador y también en Brasil”, señaló.

En el caso de Venezuela, destacó Rangel, “la conspiración que ha habido en este país desde que Hugo Chávez asumió la Presidencia está evidenciada en que los grandes medios de comunicación han estado comprometidos con intentos desestabilizadores y subversivos”.

Señaló la necesidad imperante de contrarrestar estas acciones mediáticas en el país, a las que calificó como “periodismo cloacal”, con el ejercicio de un periodismo cargado de honestidad, responsabilidad y con preparación histórica capaz de “desentrañar los códigos de esa campaña contra el país y dar la respuesta apropiada”.

A su juicio, el periodismo de Aníbal Nazoa debe ser ejemplo a seguir por los movimientos sociales y comunicacionales que en la actualidad han asumido el rol imperante de ser comunicadores sociales.

“Aníbal Nazoa asumió plenamente la necesidad de ser comunicador social. Fue un periodista integral, acrisolado de sentido ético, con inquebrantable voluntad de enaltecer la verdad”, expresó.

Por lo tanto, insistió: “Es importante contrastar ese periodismo con el periodismo cloacal que hoy día se hace”.