El imperio: entre seguir masacrando en Afganistán o matar de hambre al pueblo Norteamericano

Por: Javier Monagas Maita

No es la buena voluntad, ni el reconocimiento de su criminal error, el que hace que el presidente títere del imperio yanqui, controlado por el sionismo judío, se vea obligado a retirar las tropas desde Afganistán e Irak. Son dos razones fundamentales las culpables de tal decisión.

La primera. Es que el costo económico, no puede seguir siendo soportado por la economía decadente imperialista. Es muy pesada la carga de tener que sacar de los bolsillos de los contribuyentes que ya no tienen de donde aportar los fondos para sostener un ejército tan grande con sus respectivas logísticas básicas de alimentación, vestimenta, diversión precaria, material militar básico y sofisticado. Que pese a su tecnología, es rebasado por el coraje de la resistencia Afgana, con sus equipos y armas mas apropiados para la región, además de poseer esa resistencia de mayor destreza y preparación en el manejo de las mismas en concordancia con las tácticas y las características geo físicas.

Son 120.000 millones de dólares lo que cuesta anualmente la guerra afgana, multiplique eso por 10 años. Además de las partidas económicas extras conocidas, que sumadas a las partidas secretas, se redondea cerca de 150. 000 millones de la moneda inorgánica verde al año. Si sumamos lo que representa el gasto de la guerra en Irak, cercana a los dos billones de dólares, esto es simplemente un estrangulamiento de los bolsillos de los contribuyentes y de la economía yanqui

http://www.socialismo-o-barbarie.org/eeuu/060226_a_astronomicocostodelaguerra.htm

http://www.informador.com.mx/economia/2009/154457/6/revisa-eu-costo-de-la-guerra-en-afganistan.htm

http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=992733&pagenum=2

Agreguemos a ese calamitoso gasto, la cantidad de dinero con el que Estados Unidos, mantienen la economía sanguijuela Israelí, su diabólico programa militar, lo mismo que la colonización y despojo de las tierras y casas palestinas, que como pago obligatorio por ser colonia sionista debe pagar el pueblo Norteamericano, agreguemos también el sostén de las bases militares en el mundo, el alto costo de sostener las flotas marítimas en el mundo; pinta un panorama muy feo para el imperio. Pero como la desgracia ganada no viene sola, sumemos los costos de los combustibles derivados del petróleo, la casi extinta producción petrolera en el país norteño, el fracaso por posesionarse de los países productores y de la estrategia para destruir a la OPEP, así como lo dañino, costoso y peligroso de los agro combustibles. Todo esto golpea la cara de la soberbia y prepotencia yanqui sionista. Los resultados ya se están viendo: las protestas dentro de sus fronteras son cada día más persistentes y suman más voluntades. Hoy se ve como la miseria y la pobreza se acrecienta en USA, ya son más de 52 millones de personas viviendo en la pobreza y de esos 52, 16 están en la indigencia absoluta, sin viviendas, sin seguro medico, sin alimentos básicos y sin vestimenta de supervivencia. Su producción industrial se estanca y hasta retrocede, mientras China la desplaza de los mercados mundiales, el peso de la deuda externa es de pronósticos reservados. Su agricultura también está amenazada por los desordenes climáticos. Lo que hará que más temprano que tarde tendrá que subsidiar los alimentos a la mayoría de la población o, exponerse a que mueran de hambre y se genere una ola de saqueos y desordenes públicos, producto del desespero popular. Igualmente tendrán que reventar el ombligo del chuleo sionista Israelí y entonces ese anti estado forajido e ilegal tendrá que asumir su perverso e inevitable destino.

Segunda: la invasión de Venezuela es la salida más económica y practica en apariencias para el imperio sionista. Esa es otra poderosa razón para traer tropas desde lo lejos a estos lares Las inmensas riquezas no solo petroleras, de esta nación, representan un salvavidas para ellos, si logran posesionarse. Pero el asunto es peligroso para el imperio sionista yanqui. Un ataque contra Venezuela, ya no seria como se hacían en el pasado las invasiones en la región. La reacción del pueblo Venezolano, no seria como la de los pueblos antes invadidos. Tampoco seria igual la actitud de los pueblos de la región y la de muchos gobiernos progresistas que entienden que al caer Venezuela, ellos irían cayendo por efecto de acción y reacción de la derecha. A mi entender este seria el principio del presagio del Che, de muchos Vietnam en el continente latino sur caribeño.

Nuevamente la dialéctica natural reordena las cosas. Todo inicio tiene su fin. El imperio capitalista, sionista, sanguinario, yanqui, tiene cada día más enemigos, y el último en sumar en su contra: es el reino natural, al cual subestima, ataca indiscriminadamente y despoja descarnadamente de todo lo esencial para sostener la vida y su propia esencia natural y, ese enemigo, ese, si que es invencible, pronto lo averiguaran. Contra el reino natural no hay bombas atómicas, portaaviones, aviones, barcos, fusiles, carros de combate, tropas sanguinarias, tecnología de punta que valga, mucho menos legislaciones estúpidas con pretensiones de instrumentos supranacionales. Así como esa gloriosa naturaleza, está el espíritu y el ánimo de nuestros pueblos por ser libres. Mas le vale al sionismo judío y católico imperialista, desaparecer en paz, sin traumas. http://www.worldlingo.com/ma/enwiki/es/Hurricane_Katrina http://www.rankeen.com/Rankings/rank_fotos_huracanes.phpjaviermonagasmaita@yahoo.es javierdelvallemonagas@gmail.com

http://www.planetaenpeligro.blogspot.com