Agricultura y alimentos, difícil agenda de G20 en París
Por: Fausto Triana

París, 23 jun (PL) Una cena oficial luego del discurso del presidente francés, Nicolás Sarkozy, dará inicio a la ministerial del G20, con la difícil agenda consagrada a la agricultura y los alimentos.

Los informes, el protocolo y la iniciativa de Francia de reinvertir en la agricultura para aumentar la producción, estarán en el orden del día, pero el escepticismo rodea al encuentro de los titulares del sector del Grupo de los 20.

En realidad, el eventual visto bueno a un documento elaborado por los anfitriones, que ostentan la presidencia de turno del G20, se dará en pocas horas si se lograra neutralizar las posturas divergentes.

La organización no gubernamental (ONG) francesa ONE, crítica como muchas otras de la concertación, recalcó, sin embargo, la relevancia de la cita en París en virtud de que se trata de los países que producen el 77 por ciento de los cereales en el orbe.

Asimismo, en comentarios similares a ONG de México, Brasil, Estados Unidos, India y Australia, entre otros países, ONE recordó que de los 22 mil millones de dólares de ayuda prometidos por el G8 en Italia-2009, apenas un cuarto ha sido entregado.

Además, indicó que dentro de las 925 millones de personas afectadas por la hambruna en el mundo, gran parte de ellos son mujeres, niños y ancianos.

Un informe conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentado en esta capital la semana anterior, dibujó un panorama pesimista.

La OCDE y la FAO advirtieron que no obstante cierta mejoría en la producción de alimentos este año, la comunidad internacional enfrentará severas restricciones en los venideros 10 años y salvo medidas excepcionales, son previsibles estallidos sociales.

Francia aspira a que los ministros de Agricultura del G20 acepten un texto que sería aprobado en la Cumbre del grupo en noviembre próximo en Cannes, cuando entregará formalmente la presidencia a México.

Prevé la puesta en marcha de una base de datos bajo la égida de la FAO, para ofrecer mayor transparencia sobre los “stocks” de alimentos existentes con miras a evitar la volatilidad de los precios.

mgt/ft