Militares bolivianos detenidos en Chile fueron puestos en libertad y regresaron a su país
TeleSUR

Los 14 uniformados de las Fuerzas Armadas de Bolivia que fueron detenidos el pasado viernes en la zona fronteriza con Chile por carabineros de ese país, fueron liberados este domingo y se encuentran en un cuartel del municipio de Huancalla, en el departamento boliviano de Oruro (Oeste).

Así lo confirmó la ministra de Defensa boliviana, Cecilia Chacón, quien además recordó que la patrulla de militares estaba compuesta por un oficial, un sargento y 12 soldados.

Chacón precisó que en Chile se realizó una audiencia convocada por la Justicia de ese país para analizar la “denuncia” hecha por contrabandistas de vehículos, quienes acusaron a los militares de haberles “robado” dos motorizados que intentaban introducir ilegalmente a Bolivia.

“Fui informada que esa acusación ha sido desestimada por la Justicia chilena porque carece de veracidad, por lo que se dispuso la liberación de los 14 efectivos militares”, anunció la ministra boliviana.

Desde Tarapacá, al norte de Chile, el fiscal chileno Manuel Guerra dijo que se dispuso la libertad a los militares bolivianos porque “no se demostró que cometieron robo de vehículos con intimidación”.

Esa acusación fue vertida por uno de los contrabandistas de vehículos de apellidos Choque Choque, quien encabezaba una caravana de vehículos que se pretendía ingresar ilegalmente a Bolivia.

Chacón subrayó que los efectivos militares se encontraban en dos vehículos con placa chilena que fueron incautados a los contrabandistas que intentaban ingresarlos fraudulentamente a territorio nacional.

Informó que la patrulla boliviana había interceptado una caravana de nueve vehículos chilenos que estaban siendo ingresados ilegalmente a Bolivia, cuyos conductores los abandonaron y huyeron posteriormente.

Indicó que la detención de los militares se produjo al toparse con una columna de carabineros chilenos que se encontraba en el lugar y que los trasladó a Colchane.

Sostuvo que se dispuso el envío de un avión militar para recoger a los efectivos militares en forma inmediata y posteriormente se tramitará la devolución del equipo incautado por los carabineros chilenos.

Lamentó que los contrabandistas hayan “pretendido usar la detención como una oportunidad para recuperar sus equipos ilegales”.

Por su parte, el viceministro boliviano de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Alurralde, explicó que entre las poblaciones de Huayllas (Bolivia) y Pisiga (Chile) hay un vértice en el que se encuentra el territorio chileno que ha sido utilizado por las personas que viven en el lugar como un paso natural.

Agregó que, para evitar nuevos incidentes, será activada una Comisión Bilateral Fronteriza, en forma independiente para fortalecer a las unidades nacionales de herramientas adecuadas de ubicación geográfica.

“No solamente se entregarán estos sistemas de posicionamiento geográfico a las Fuerzas Armadas, sino al Servicio Nacional de Áreas protegidas (Sernap) y a los guardias de bosques”, dijo Alurralde.

Reiteró que con esa medida se subsanará este problema, no solamente en la frontera con Chile, sino con otras naciones donde no existen líneas claras de demarcación.

teleSUR-Afp-Efe-AbiI/ag-MFD