Abren puertas de unidad 2 de la planta nuclear de Fukushima para reducir humedad
TeleSUR

La empresa Tokyo Electric Power Company (Tepco), propietaria de la siniestrada planta nuclear japonesa de Fukushima Daiichi, completó este lunes la apertura de las puertas del edificio que alberga el reactor 2 de ese complejo energético con el objetivo de reducir la humedad en el dispositivo.

De acuerdo con la televisión local NHK, la operación comenzó la noche del pasado domingo y se prolongó durante más de ocho horas para evitar el movimiento del polvo radiactivo, pese a que la compañía Tepco utiliza desde hace más de una semana un filtro para reducir la contaminación.

El objetivo puntual detrás de la decisión de abrir las puertas es reducir la humedad del 99 por ciento del edificio, para permitir que los técnicos puedan entrar en su interior, calibrar los niveles de radiación y ajustar equipos de medición.

La corporación que administra la estropeada central nuclear también planea inyectar nitrógeno en esa unidad para evitar una explosión como la que dañó los reactores 1 y 3 tras resultar afectados por el terremoto y el devastador tsunami del 11 de marzo.

Un representante de la eléctrica indicó a la televisión japonesa que la apertura de las puertas, que implicó la liberación de vapor con baja radiactividad, apenas ha tenido impacto en el entorno de la central.

Además, Tepco trata ahora de reducir los altos niveles de radiación detectados el fin de semana en el edificio del reactor 4, que se encontraba parado por una revisión rutinaria el día de la catástrofe.

De acuerdo con declaraciones de los técnicos, la radiación procede de una piscina en la planta superior utilizada para almacenar grandes piezas de equipo contaminadas y en la que se está inyectando agua para reducir las emisiones.

Los operarios también prosiguen los esfuerzos para reactivar el vital sistema de reciclaje de agua contaminada, paralizado el fin de semana apenas cinco horas después de su puesta en marcha después de que uno de sus componentes alcanzara el nivel máximo de cesio radiactivo que podía absorber.

El sistema, fundamental para que Tepco enfríe con éxito los reactores 1, 2 y 3, busca descontaminar las más de 110 mil toneladas de agua radiactiva que se acumulan en la planta para emplearlas como refrigerante.

Se calcula que el líquido estancado aumenta a un ritmo de 500 toneladas diarias por las lluvias y el agua inyectada a los reactores, y se teme que desborde los conductos subterráneos y se filtre al exterior en una semana si este sistema no se pone en marcha.

Por ello, Tepco planea reducir la cantidad de agua que inyecta diariamente a las unidades para enfriarlas, según NHK.

La operadora de Fukushima espera llevar los reactores a “parada fría” en enero de 2012 para dar por cerrada la crisis nuclear.

teleSUR-Nhk-Efe-Afp/MFD