Obama llegará este martes a Puerto Rico en medio de protestas contra su presencia
TeleSUR

El presidente estadounidense, Barack Obama, realizará este martes una visita a Puerto Rico, colonia de Estados Unidos en el Caribe en la que ya se han producido diversas manifestaciones a favor y en contra de la presencia del jefe de Estado de la nación norteamericana.

La visita de Obama originó expresiones de condena por la situación colonial a que se encuentra sometido Puerto Rico desde 1898, cuando Estados Unidos lo invadió.

Sectores independentistas sospechan que la policía local intentará prohibir dos manifestaciones convocadas por independentistas y autonomistas en la sede de la ciudad antigua.

Ya el pasado lunes fue detenido el activista Alberto de Jesús Mercado (Tito Kajak) por reclamar a Estados Unidos la liberación del preso político Oscar López Rivera, quien guarda prisión desde hace tres décadas por su lucha a favor de la independencia de Puerto Rico.

Asimismo la policía informó del arresto de otros cinco jóvenes por subir a postes del alumbrado eléctrico y colocar banderolas con mensajes en inglés en reclamo a los derechos del pueblo puertorriqueño a su independencia y por la liberación de los presos políticos.

La sindicalista puertorriqueña, Isabel Rodríguez, dijo a teleSUR que la llegada de Obama a Puerto Rico es el momento idóneo para hacer escuchar las protestas del pueblo de la isla caribeña.

“Yo creo que es un momento idóneo para hacer el reclamo, ya que nosotros, al ser colonia, no tenemos ni voz ni voto en el imperio, sino aquí, cuando él (Obama) venga, es que nos podemos hacer escuchar”, dijo Rodríguez.

La de Obama es la primera visita que un mandatario estadounidense hace a Puerto Rico en 50 años, desde la que realizara el presidente John F. Kennedy en 1961.

El viaje del mandatario estadounidense representa uno de sus esfuerzos reeleccionistas, aunque los casi cuatro millones de puertorriqueños residentes en la isla no pueden votar en los comicios presidenciales como consecuencia del estatus colonial que se esconde en el trato especial de Estado Libre Asociado.

No obstante, los más de cuatro millones de isleños que viven en territorio continental estadounidense si pueden votar en las elecciones de noviembre de 2012 y su apoyo puede ser crucial en la reelección de Obama.

Entre las actividades planificadas en la agenda del mandatario está una reunión con simpatizantes del Partido Demócrata que está dirigida a recolectar fondos para esa agrupación.

teleSUR-Agencias/MFD