Nicaragua: reclaman reformas a Código de la Niñez y Adolescencia
Por: Alfredo G. Pierrat

Managua, 14 jun (PL) Estudiantes de todas las universidades capitalinas saldrán a la calle mañana aquí, en la denominada “Marcha de las velas”, convocada para presionar al Parlamento para que reforme el Código de la Niñez y la Adolescencia.

La marcha es convocada por la Unión Nacional de Estudiantes Nicaragüenses (UNEN) y forma parte de numerosas acciones emprendidas por la comunidad estudiantil de esta capital para que se reforme esa norma jurídica vigente desde 1998 y se refuerce la seguridad en las instalaciones universitarias y sus alrededores.

El pasado 13 de mayo, Evans Omar Ponce, estudiante de arquitectura de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), de apenas 20 años de edad, fue asesinado en los alrededores de ese centro docente por seis adolescentes, como represalia por negarse a entregarles su teléfono celular.

Desde entonces, los estudiantes universitarios han realizado numerosas manifestaciones de protesta por la falta de seguridad en las áreas universitarias y en reclamo de que se incrementen las penas a los menores que cometen delitos graves.

La repercusión de las protestas ha sido tal que el asunto ha llegado al Parlamento, a la Corte Suprema de Justicia y a otras entidades y organizaciones del país.

Todo parece indicar que en medios políticos locales existe consenso sobre una eventual reforma del código, pero las diferencias radican en si es suficiente incrementar las sanciones o si todo se resolvería con priorizar las acciones de prevención y reeducación.

Sin embargo, poco a poco van surgiendo iniciativas que se dirigen hacia una combinación de esos dos factores y en ese sentido se pronunció la víspera Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU).

El también rector de la Universidad Nacional Agraria propuso un análisis y revisión urgente del Código de la Niñez y Adolescencia a fin de reformar los puntos vinculados con el aumento de las penas a los menores transgresores y, además, buscar métodos para reinsertarlos a la sociedad una vez que cumplan sus condenas.

Para el presidente del CNU, se requiere un análisis integral que contemple la revisión de las penas y un aumento de las mismas, y tenga en cuenta la corresponsabilidad de los demás miembros de la sociedad, pues, según el código, “su aplicación debe ejercerse desde la familia”.

El CNU respalda todas las actividades de la comunidad estudiantil para ejercer presión para que las máximas autoridades del país se involucren en la reforma al código de la niñez y la adolescencia, subrayó.

mv/agp