Defensores de derechos humanos denuncian 1.300 muertos en Siria
Moscú, 13 de junio,
RIA Novosti.

El número de los muertos a raíz de la represión por el Ejército y el servicio de la seguridad de los mítines antigubernamentales en Siria ascendió a 1.300 personas, informó hoy un grupo de defensores de los derechos humanos que está confeccionando la lista de las víctimas mortales en el conflicto interno desde principios de febrero de 2011.

Anteriormente, el grupo opositor, citado por la cadena Al Arabiya, denunció la muerte de 1.000 personas en Siria.

Siria es escenario de protestas antigubernamentales y desórdenes desde mediados del pasado mes de marzo. Las autoridades del país responsabilizan de la violencia a “bandas armadas” respaldadas por “fuerzas externas”.

Ante el agravamiento de la situación, miles de personas abandonaron últimamente las ciudades sirias. En particular, más de 5.000 sirios cruzaron en los últimos días la frontera con Turquía.

Los medios sirios informaron anteriormente que la ciudad de Jisr Al-Shughur, de unos 50.000 habitantes, fue asaltada a principios de esta semana por grupos armados desconocidos integrados por varios centenares de hombres.

Los guerrilleros mataron al menos a 120 soldados, policías y agentes de seguridad, así como asaltaron e incendiaron edificios oficiales.

“En estos momentos en la ciudad no hay civiles”, declaró a la cadena Al Arabiya el teniente coronel Hussein Harmous y agregó que “los militares son los únicos los que están aquí”.