Sistema antimisil recrudece fricciones entre OTAN y Rusia
Por: Liset Salgado

Bruselas, 9 jun (PL) Criterios divergentes sobre la proyectada instalación de un sistema antimisil europeo recrudecen hoy las fricciones entre la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Rusia.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, aclaró la víspera que los países aliados no aceptarán compartir un sistema integrado único de defensa, como pretende el Gobierno de Moscú.

Rasmussen indicó que la Alianza sólo es responsable de proteger su territorio y a cambio, propuso crear “dos sistemas independientes” para intercambiar información.

Insistió en que el escudo antimisil impulsado por la OTAN no va dirigido contra Rusia y confió en que se pueda alcanzar un acuerdo mutuo en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno prevista para mayo de 2012.

“La OTAN no está escuchando a Rusia”, advirtió el ministro de Defensa ruso, Anatoly Serdyukov, quien criticó la propuesta aliada por considerar que “podría disminuir el potencial estratégico” de su país.

Serdyukov, invitado a una reunión de los ministros de Defensa de la OTAN, consideró el miércoles que no existen garantías de que los aliados intenten en algún momento interceptar misiles balísticos rusos.

El presidente ruso, Dmitri Medvedev, defendió hace un mes la creación conjunta de un sistema antimisil europeo y aclaró que en caso contrario, Rusia tendría que dar un salto cualitativo de sus complejos ofensivos.

Medvedev pidió transparencia en el proceso de formación del sistema de la OTAN, dirigido en principio contra Teherán y Pyongyang, y urgió a esa organización a definir si en algún momento lo dirigirá también contra Rusia.

El gobernante alertó que tal posibilidad significará un regreso a la época de la Guerra Fría.

mv/ls