Universidades estiman tener listo nuevo modelo de asignación presupuestaria a finales de año

Caracas, 08 Jun. AVN .- Para finales de este año el Consejo Nacional de Universidades (CNU) aspira tener listo un nuevo modelo de asignación presupuestaria, de manera que el mismo se utilice para discutir los recursos necesarios durante los próximos períodos.

Así lo informó la ministra del Poder Popular para la Educación Universitaria, Yadira Córdova, al término de una sesión extraordinaria del CNU, en la que se abordó como único tema la necesidad de nuevos criterios para la asignación de presupuesto a las instituciones de educación universitaria, ajustados al proceso de transformación que actualmente vive el sector.

“Hoy solamente presentamos los avances, quedamos en que a medida que avancen las propuestas las traeremos de nuevo al CNU. Aspiramos que este año, en la elaboración del presupuesto 2012, ya comencemos a aplicar algunos de sus elementos que se acuerden, pero es un modelo bastante complejo que no se puede aplicar todo de una sola vez”, precisó Córdova.

Indicó que este modelo debe seguir creándose “de manera que de aquí a fin de año lo tengamos disponible para que se pueda aplicar completo para el presupuesto de 2013”.

Córdova destacó que durante la reunión, en la que participaron rectores y representantes de todas las universidades públicas del país, todos coincidieron en las necesidad de cambiar el modelo de asignación presupuestaria, con miras a que se logre realmente la sostenibilidad de los recintos universitarios.

“Los parámetros sobre los cuales se viene haciendo la asignación presupuestaria hacen realmente muy dificultoso el desarrollo de las universidades. Nosotros tenemos actualmente un modelo que obedece a las universidades de la década de los 70 o los 80. Lo que se agregó fueron son nuevas variables, pero no se ha considerado toda la expansión que ha tenido el sistema universitario en los últimos años”, dijo la ministra.

Acotó que hay distintos elementos que deben ser considerados, de acuerdo con la realidad de cada universidad, esto con el objetivo de lograr un modelo de asignación presupuestaria mucho más equilibrado.

“Por ejemplo ahora tenemos algunas universidades que han profundizado mucho más en la capacidad de investigación, otras han avanzado en la capacidad de inclusión, otras en el desarrollo territorial, en la vinculación a los sistemas productivos. Estas características tienen que ser consideradas diferencialmente para poder ir a una modelo mucho más equilibrado, porque el modelo que tenemos toma en cuenta un sólo modelo de universidad”, sostuvo.

Concluyó que al lograr la mejor distribución de los recursos, algunas universidades se beneficiarán más porque hacen mayor investigación, otras porque tienen mayor matrícula, otras porque atienden la municipalización y así según el caso particular de cada universidad.

“Por eso es que no podemos aplicar una fórmula rígida sino trabajar con un modelo multivariante que permita atender las diferentes características que tienen cada casa de formación”, puntualizó.