Países centroamericanos plantean en la OEA fortalecimiento de “seguridad democrática”
TeleSUR

Los países de Centroamérica presentaron este domingo ante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) una estrategia de seguridad regional que, además de luchar contra el crimen organizado, impulsa la necesidad de brindar carácter democrático y de cooperación entre los miembros del bloque.

El principal expositor de la iniciativa fue el secretario del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Juan Daniel Alemán, quien explicó los alcances de la estrategia ante el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y además recalcó el esfuerzo de los gobiernos de la región por mejorar su seguridad ciudadana en democracia.

Los “principios básicos que animan el esfuerzo centroamericano por mejorar su seguridad ciudadana en democracia son adicionalidad, para no socavar la cooperación internacional que ya reciben los países del SICA; y complementariedad entre los esfuerzos nacionales, regionales y extrarregionales”, señaló Alemán.

El vocero también insistió en “el principio de co-responsabilidad o responsabilidad compartida y diferenciada entre los países consumidores de narcóticos”; punto que expuso haciendo énfasis en una estrategia de distribución justa de responsabilidades y de acciones a tomar por cada nación.

Hay que diferenciar entre “los que han sido tomados por el narcotráfico como productores, y los que como los centroamericanos, han sido instrumentalizados para el trasiego, con las secuelas que ello implica”, añadió.

Entretanto, la delegación mexicana, cuya jefatura estuvo dirigida por la canciller Patricia Espinosa, subrayó “la necesidad de fortalecer la cooperación hemisférica para enfrentar y erradicar la delincuencia organizada trasnacional”.

La Cancillería expuso en un comunicado oficial que México compartirá con los demás países del continente la “experiencia y alcances” de su estrategia de seguridad contra las bandas criminales; que ha sido altamente polémica debido a que ha incrementado el nivel de muertes violentas en ese país norteamericano.

En la inauguración del evento, Insulza hizo además referencia a la proximidad de la fecha del aniversario de la Carta Democrática del organismo; en la que se emprenderán modificaciones en aras de fortalecer los principios de Derechos Humanos, libertad de expresión, separaciones de poderes del Estado, ejercicio del Estado, participación ciudadana efectiva, pleno reconocimiento de pluralismo político en la sociedad, entre otros.

“Somos cuidadosos en respetar (…) dentro de la política colectiva (…) el principio de no intervención pero a la vez velar por el cumplimiento de esos principios antes mencionados”, destacó.

Del mismo modo, aseguró que con el reingreso de Honduras y las elecciones de Haití, el organismo concluye “exitosamente” dos asuntos pendientes.

“Han concluido exitosamente dos asuntos pendientes, el nuevo Gobierno de Haití y el regreso de Honduras (…) las dos crisis que más nos habían preocupado” en el ultimo año, aseveró Insulza.

La enviada especial de teleSUR a San Salvador, Adriana Sívori, explicó que mientras Insulza narraba su discurso, hubo protestas “de movimientos indígenas y sociales de Honduras pidiendo que los dejen pasar para llevar un comunicado a esa asamblea”.

La periodista explicó que los movimientos, cuyas movilizaciones han sido totalmente pacíficas, le exigen a la OEA que sean investigados todos los casos de violaciones a los Derechos Humanos en Honduras durante y después del golpe de Estado del 2009 y además la supervisión del acuerdo de conciliación nacional.

Este domingo, los cancilleres de la OEA inauguraron la 41 Asamblea General del bloque en El Salvador, cuyo objetivo es buscar una respuesta regional a lo que se ha denominado el desafío más apremiante de la región: la inseguridad y el crimen organizado.

Este encuentro se da a menos de una semana de que la OEA reincorporara en sus filas a Honduras, que permaneció suspendida por casi dos años como consecuencia del golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya en junio de 2009.

En el contexto de la lucha contra el crimen organizado, este sábado el organismo firmó un acuerdo con una asociación que agrupa a policías de 20 países del continente, Ameripol, para impulsar la cooperación entre sus cuerpos policiales.

Otros temas que debatirán los cancilleres serán el reclamo de Bolivia a Chile de una salida al mar y el conflicto de Argentina y Reino Unido por las islas Malvinas.

teleSUR- Efe- Ansa- Afp/ lp-MFD