Presidente de Confagan: La producción nacional está bien encaminada

Caracas, 31 May. AVN .- El presidente de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (Confagan), José Agustín Campos, destacó este lunes que, en la actualidad, se están consumiendo 540.000 toneladas de carne, que significan 22 kilos por persona por año, de los cuales el 70% es de producción nacional y el 30% es importado.
“Por eso es que yo digo que el sector productivo venezolano está absolutamente vivo y activado. Si tenemos una producción nacional de más o menos 70% con problemas climáticos, de infraestructura y de otra naturaleza quiere decir que la producción nacional anda bien encaminada”, comentó.

En los últimos 12 años el Gobierno Bolivariano ha logrado incrementar el consumo de carne bovina en el país, ya que en el año 1998 se registraba un promedio de consumo de 12 kilogramos per cápita al año, de acuerdo con cifras aportadas recientemente por el viceministro de Circuitos Agroproductivos y Agroalimentarios del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (MAT), Yván Gil.

Campos recordó que los productores agropecuarios se vieron afectados por la sequía de los años 2008 y 2009, lo cual se unió a las grandes inundaciones y crecidas de finales del 2010 producto de las intensas lluvias, situación que alteró parte de los principales mosaicos agroproductivos del país.

Este fenómeno climático perjudicó gravemente la calidad de los pastos para el consumo animal, detalló.

Distribución de carne

El presidente de Confagan estimó que el suministro de carne en todo el país podría regularizarse a partir del mes de junio si se normaliza el ciclo de invierno.

Entrevistado por la emisora privada Unión Radio, Campos explicó que en términos ordinarios, a partir del próximo mes pudieran empezar a salir las cosechas de producción nacional de ganado gordo para darle estabilidad al consumo de carne.

A principios del mes de mayo, el ministro del Poder Popular para la Alimentación (Minal), Carlos Osorio, indicó que hubo fallas puntuales en la distribución de algunos alimentos, entre los que mencionó la carne, fallas que fueron magnificadas por medios de comunicación privados y provocaron una mayor demanda por parte de los consumidores.

En aquella oportunidad, el titular del despacho de Alimentación se reunió con representantes del sector cárnico a fin de determinar las causas que provocaron irregularidades en el abastecimiento de este alimento de primera necesidad.

“Han habido fallas en la producción primaria, centros de beneficios y en toda la cadena de distribución. Hay una serie de estructuras que buscan alterar el precio, causar una sensación de desabastecimiento, para obligar al Gobierno a aumentar el precio y luego equilibrar el alimento en el mercado”, explicó Osorio.

Para enfrentar esta situación, el Gobierno Nacional inició una serie de inspecciones en la cadena de elaboración, distribución y comercialización de alimentos, a fin de detectar las irregularidades que afectan el abastecimiento.

Igualmente, se distribuyeron importantes cantidades de carne a precios regulados en las diferentes ferias de la carne realizadas alrededor de todo el territorio nacional, para garantizar el acceso al rubro.

Osorio precisó que representantes del Ejecutivo continuarán sosteniendo encuentros con el sector cárnico.