Sectores de derecha planifican enrarecer el proceso electoral de 2012 con apoyo internacional

Caracas, 16 May. AVN .- El periodista José Vicente Rangel calificó de barbaridad, acto temerario e irresponsable y un atentado contra el país y los ciudadanos, las intenciones de algunos sectores de derecha relacionados con la política, el área económica y militares en situación de retiro empeñados en enrarecer el proceso electoral con miras a los comicios presidenciales de 2012, para lo cual cuentan con apoyo internacional.

Su señalamiento lo hizo al inicio del programa José Vicente Hoy, que transmitió este domingo Televen.

El comunicador explicó que algunos sectores pretenden repetir episodios pasados de violencia, con el pretexto de que hay supuestamente una “dictadura” en Venezuela, por lo que no se puede creer en elecciones y deben salir del “tirano”, en referencia al presidente constitucional de la República, Hugo Chávez Frías.

No obstante, Rangel hizo la salvedad de que está consciente de que en esta oportunidad la mayoría de la derecha no está dispuesta a involucrarse en este tipo de aventuras.

“Esa mayoría dentro de la oposición viene de regreso de los grandes errores en que incurrió en 2002 y 2003, y los partidos que para entonces fueron utilizados por empresarios ambiciosos y aventureros y que entregaron la conducción a medios de comunicación irresponsables, hoy por hoy no están dispuestos a acometer la misma misión y a permitir que los golpistas los conduzcan otra vez al precipicio”, sostuvo.

Señaló que al conversar con dirigentes de la derecha y líderes de sus partidos políticos ha observado en ellos una actitud diferente.

“Están conscientes de que el camino es la legalidad, la ruta electoral; por consiguiente, hay que estimular esa nueva actitud en ellos, hacerlo sin complejos y sin congelar la mirada en el pasado, porque al pasado hay que recordarlo para impedir que se repita, pero no cerrarle el camino a quienes regresan del error y admiten haberse equivocado”, consideró.

Rangel opinó que hay que abrir espacios para que todos los demócratas, los defensores de las instituciones, los que creen en la paz y están compenetrados con lo que pauta la Constitución sientan confianza y hagan freno a los aventureros, «para reforzar la democracia y el cambio social con su actitud junto al chavismo, sin renunciar a las ideas y posiciones, pero dispuestos a defender el proceso electoral que está en marcha, sus resultados y el rumbo definitivamente independiente y soberano de Venezuela».