Senado brasileño aprueba triplicar pago a Paraguay por excedente energético de Itaipú
TeleSUR

El senado de Brasil aprobó, la noche de este miércoles, 240 millones de dólares para el pago de la energía hidroeléctrica generada por la represa de Itaipú (Paraguay) y cedida al gigante suramericano. La medida supone la oficialización de un reclamo histórico por parte de la nación guaraní.

Tras seis horas de debate, el senado brasileño aprobó las notas que triplican la compensación que paga el Brasil a su vecina Paraguay por la .

En la votación, la parte oficial hizo valer su amplia mayoría y aprobó el proyecto de revisión del tratado firmado en 2009 por el presidente paraguayo, Fernando Lugo, y el ex mandatario brasileño, Luiz Lula da Silva.

La evaluación del Tratado de Itaipú, firmado en 1973, establece que ambas naciones tienen derecho -cada uno- al 50 por ciento de la electricidad generada por la represa y establece que la energía no utilizada debe ser vendida al otro socio.

Paraguay satisface su necesidad con sólo un cinco por ciento de la electricidad de Itaipú, el resto termina en el país vecino.

Los acuerdos establecen que el pago será triplicado y contemplan además la construcción de una línea de transmisión de 500 kilovatios entre Itaipú y Asunción, cuyo coste ha sido calculado en unos 400 millones de dólares.

Ahora, la medida adoptada por Brasil eleva de 120 millones a 360 millones anuales el pago de la energía excedente de la central hidroeléctrica, la segunda más grande del mundo detrás de la china Tres Gargantas.

Por su parte, la oposición reprochó la decisión porque, a juicio del senador Itamar Franco, significará un aumento del precio pagado por el consumidor brasileño.

Los nuevos recursos se destinarán al desarrollo de infraestructuras y viviendas en Paraguay.

El Gobierno ha señalado que el Tesoro Nacional pagará la cuenta adicional y defendió el proyecto como una forma de cooperación con Brasil.

Por su parte, el presidente paraguayo, Fernando Lugo, aseguró que su Gobierno no ha dejado de buscar “el cumplimiento del mandato que el pueblo paraguayo nos dio aquel memorable 20 de abril de 2008, de recuperar la soberanía nacional sobre Itaipú”.

“Este pueblo que tanto tiempo fue reprimido por la violencia y manipulado en sus necesidades básicas, ya no acepta sino ser protagonista autónomo y principal de su propia historia es esa la fuerza que hemos tenido en las negociaciones del Brasil”, indicó el mandatario.

El próximo domingo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, visitará Asunción para promulgar la revisión del Tratado.

Roussef también participará en los actos por el Bicentenario de la Independencia de Paraguay.

teleSUR-Télam-YIB