Piñera respalda construcción de hidroeléctrica que supone destrucción de 6 mil hectáreas de la Patagonia chilena
TeleSUR

El presidente chileno, Sebastián Piñera, defendió este miércoles la construcción de la hidroeléctrica de HidroAysén, en la región patagónica (sur), que supone la destrucción de miles de hectáreas y daños irreversibles a una de las reservas naturales más importantes del país suramericano.

“El haber postergado tantos proyectos de inversión ha hecho que la energía sea muy cara y esto lo sufre cada familia chilena cuando paga la luz por eso nuestro Gobierno ha privilegiado las energías limpias y renovables (…) durante nuestro Gobierno no vamos a esconder la cabeza como el avestruz y postergar los problemas”, dijo Piñera a la prensa.

El proyecto requiere una inversión de 3 mil millones de dólares para la construcción de cinco represas en los ríos Baker y Pascua que fragmentarán seis parques nacionales, 26 sitios de conservación, 16 humedales y 32 áreas protegidas privadas.

El Presidente también aclaró que “no hay problemas de abastecimiento energético durante nuestro gobierno, pero si no tomamos las decisiones hoy día, estamos condenando a nuestro país a un apagón hacia fines de esta década, y un gobierno serio y responsable tiene que mirar más allá de sus cuatro años, y tiene que pensar no solamente en la próxima elección, sino que también en la próxima generación, como dijo un estadista”.

Piñera además hizo un llamado a “enfrentar este desafío con mayor responsabilidad (…) le hemos pedido a un grupo de expertos multisectorial, y que representa todos los sectores de la economía, que enfrentemos con unidad el tema de la energía, para hacerlo de forma seria y responsable, cuidando tener energía segura, limpia y económica. Esos son los tres objetivos”, recalcó el mandatario.

La aprobación del proyecto, este lunes, originó multitudinarias protestas y un llamado a una manifestación nacional para el 21 de mayo, día festivo en Chile y en que Piñera debe rendir cuentas de su gestión al país.

Organizaciones no gubernamentales, políticos de la oposición de centro-izquierda y algunos oficialistas respaldaron la movilización del 21 de mayo y anticiparon que realizarán acciones judiciales para revertir la aprobación de HidroAysén.

HidroAysén, una multinacional formada por Endesa (Empresa Nacional de Electricidad, S.A ), de capitales españoles e italianos, y la local Colbún, obtuvo la aprobación de las autoridades para construir las centrales, que en 12 años producirán según el Gobierno 2 mil 750 megavatios.

teleSUR/Los Tiempos-El Patagónico-La Tercera-EFE/rp-MM