Debaten sobre conflicto libio mientras OTAN arrecia ataques
Por: Manuel Vazquez

Roma, 5 may (PL) En un segundo intento, el Grupo de Contacto sobre Libia se reúne hoy aquí con el propósito de diseñar, bajo el amparo de Naciones Unidas, una vía para lograr un alto el fuego en la nación norafricana.

Integrado por los ministros de Exteriores de 22 países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el grupo también pretende gestionar un diálogo con miembros del gobierno de Muamar el Gadafi.

Entre los asistentes al encuentro figura el canciller francés, Alain Juppé, el británico, William Hague, y la española, Trinidad Jiménez, además de la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, confirmaron fuentes de la cancillería italiana.

La reunión, la segunda desde la efectuada a inicios de abril último en Catar, ocurre luego de la decisión de Italia de sumarse a los bombardeos aliados contra Libia, comandados por la OTAN.

Esa postura del estado europeo responde a una petición de participación más activa por parte del opositor Consejo Nacional de Transición libio (CNT) y al llamamiento efectuado por la Alianza atlántica en esa línea.

El Grupo de Contacto también lleva en su agenda el debate sobre el envío de pertrechos de guerra a los insurgentes.

Según el canciller italiano Franco Frattini, la búsqueda de un alto el fuego en Libia mediante el diálogo político es gestionada debido a que “no logramos derrotar a El Gadafi con la rapidez que todos pensábamos”.

Frattini también afirmó que su país propondría a los aliados fijar una fecha límite a las operaciones militares.

Sin embargo, el vicealmirante Rinaldo Veri, responsable de las actividades marítimas de la misión, dijo que la OTAN carece de condiciones para determinar la duración de la misma.

El encuentro en Roma ocurre en medio de potentes explosiones por bombardeos de la aviación aliada en la capital libia, los cuales generaron en las últimas horas alarma en la población, según relataron medios oficiales.

La reciente incursión aérea estuvo precedida por un ataque con “municiones potentes” en áreas residenciales capitalinas, causando la muerte a un hijo y tres nietos de El Gadafi.

mv/por