Los estorbos de la revolución: el agro entorpecido. (Mi vivencia)
Por: Javier Monagas Maita

Los titánicos esfuerzos del gobierno nacional por elevar los niveles de productividad en el agro, se estrellan contra un muro de contención muy poderoso y perjudicial.
Estas barreras intencionales, que son colocadas por funcionarios malandros de la administración pública, son hechas para evitar que las políticas nacionales sean eficaces. Por todas partes se ven a los campesinos venezolanos exigiendo respuestas a los asuntos claves para el desarrollo de la agricultura, pero en las oficinas regionales de atención de algunos organismos, en su mayoría, salvo excepciones, lo que se encuentran es una burocracia con el mismo peso y a veces hasta más, de personeros que inventan tramites y requisitos que rayan en el ridículo y son peores que los de la cuarta república. De paso, los trámites son con pago de impuestos, desacatando las órdenes del presidente.

Poseo una parcela de apenas 6.Has 450 mts. En los Cañizos – Palo quemao. La misma está sembrada de caña de Azúcar, debido a que la inseguridad del campo, no permite sembrar otro rubro sin que sea descosechado por los amigos de lo ajeno. El caso es que la asistencia financiera llegó de manera precaria, pero llegó, por parte del FONDAS. Organismo que aprobó un financiamiento de doce mil Bs, y una carta orden por una cantidad exagerada de químicos, venenos, y abono. De este último el abono nunca se me entregó por que en la agro-tienda del Estado Yaracuy, no existió jamás ese producto. El veneno me negué a echarlo en mi parcela y los abonos los tuve que parir comprándolo como pude de la antigua “Agro isleña”. Por supuesto renuncié a esos complementos formalmente del crédito y me quedé con los doce mil Bs, usándolos como parte del pago del abono.

En el mes de enero del año en curso, el rio Guarapo se salió del cause y sus aguas corren por las guardarrayas de las parcelas aledañas, dentro de las cuales está la mía. Es el caso que en el inicio de la zafra, no se pudo sacar caña de las parcelas nombradas, por impedimento de la humedad que ocasiona el rio. Se hizo el planteamiento del problema en la Gobernación del estado, oficina de desarrollo económico y minerales no metálicos, a cargo técnico superior Rafael Morales, quien dijo que había que solicitar un permiso al Min Ambiente para hacer el trabajo y una inspección en el rio. En el Min Ambiente nos cobran un impuesto de 2000 Bs viejos, para hacer la inspección y que deberíamos esperar semana y media para poderla hacer, pese a que el lugar está a escaso 15 minutos de su sede. Luego de ese lapso nos entregan el permiso, acudimos nuevamente a la oficina de de desarrollo económico. Nos informa el técnico ya mencionado, que eso era ahora asunto del Instituto Autónomo “Yaracuy Bonito”, a cargo del Ingeniero Alexis Giménez. Este a la vez, nos dice que ese asunto lo atiende la señora ingeniera María Terán. Acudimos a la ingeniera, volvemos a plantear el asunto, dice que para la semana siguiente enviaran un técnico a hacer la supervisión. Pasó esa semana y a la síguete después de esa, fue que se dignaron ir. A la siguiente semana, nos informa la Señora Terán, que la gobernación tiene un yumbo en agua negra, Municipio Veroes, el mismo municipio donde esta nuestro parcelamiento (que está a escasos 5 kilómetros del sitio donde el rio está dañado); pero que lo tienen que trasladar hasta el municipio Nirgua, por lo tanto tenemos que esperar un mínimo de 15 días. Trascurridos los quince días vuelvo a comunicarme con la ingeniero Terán y me dice que no se puede usar el yumbo. Acudo nuevamente al ingeniero Alexis Giménez, presidente del instituto Yaracuy Bonito para que por fin diga si resuelve o no el problema después de tantas vueltas y mamadera de gallo. Me dice este señor con su cara muy liviana que él habló con el técnico Rafael Morales y que se necesitan 70 millones de Bs para alquilar un Yumbo para hacer ese trabajo, que hagamos nosotros los productores las diligencias o que esperáramos a ver si el gobernador Julio León Heredia, aprueba una partida. Me vuelve a decir que debemos esperar quince días más a partir de ese momento. Cumplido el lapso, nuevamente me comunico con este Ing. Giménez, y me dice que ubicaron un Yumbo en San Juan de los Morros, que tenemos otra vez que esperar hasta que lo traigan. Esta es la fecha en la cual estos empleados públicos, no han resuelto nada. Pero si se que le resolvieron en tiempo record “un problemita” de mayor envergadura a un coronel, que necesitaba sanear “su tierrita” allí si hubo diligencia y prontitud. Siendo hoy 23/04/11 el invierno entró, la caña de los pendejos se nos quedó en la parcela, que está generosamente regada por las aguas del cielo y las del rio Guarapo, gracias a la diligente y revolucionaria acción de la gobernación del estado Yaracuy. Del Técnico Superior Rafael Morales, del Ingeniero Alexis Giménez, de la Ingeniera María Terán y del Gobernador Julio León Heredia Ahora ¿Cómo pagamos esos créditos? ¿Quién responde por los daños y perjuicios? ¿Son revolucionarios estos energúmenos que se ocupan de cobrar comisiones y hacer contratas y no le dan respuesta al pueblo?

Javierdelvallemonagas@gmail.com javiermonagasmaita@yahoo.es

http://www.planetaenpeligro.blogspot.com