Obama anuncia formalmente su postulación a la reelección en 2012
TeleSUR

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este lunes a través de su página web su postulación a la reelección en 2012. Señaló que necesita “proteger el progreso” de su país, por lo que comenzará formalmente su campaña para los comicios presidenciales del próximo año.

«Hoy, estamos presentando documentos para lanzar nuestra campaña de 2012 (…) Luchamos para proteger el progreso que hemos hecho y por hacer más», dijo Obama en su sitio web.

“Nosotros tenemos que empezar a movilizarnos para 2012, mucho antes de que llegue el momento de que yo empiece la campaña en serio”, agregó.

Además, en su página web, el presidente estadounidense ha colgado un vídeo en youtube con mensajes de sus simpatizantes que “apoyan” la intención de Obama de presentarse a la reelección para un segundo mandato por el Partido Demócrata.

El vídeo incluye testimonios de diferentes estados del país en el que expresan su deseo también de participar en la campaña de Obama y sus motivaciones políticas y personales para hacerlo.

Ante esto, Obama dijo que en los próximos días sus seguidores empezarán a forjar una nueva organización en las ciudades y pueblos de todo el país. «Y los necesitaré a ustedes para ayudar a dar forma a nuestro plan, mientras creamos una campaña de mayor alcance, más centrada y más innovadora que cualquier otra cosa que hayamos construido antes», indicó.

Obama, quien ganó las elecciones de 2008 con la consigna de “podemos cambiar” la política de Washington, pidió a sus simpatizantes entender que el cambio no llega “ni rápida ni fácilmente”, pero sostuvo que es necesario pelear por los progresos alcanzados”.

El presidente tiene previsto realizar el 14 de abril su primer acto de recaudación de fondos para la campaña electoral.

Los directores de la campaña de Obama dijeron que aspiran a recaudar entre 750 y mil millones de dólares antes de la elección de noviembre de 2012, donde el mandatario estadounidense se postularía para un segundo período de cuatro años.

En los últimos dos años, el presidente ha sido objeto de críticas por las promesas que había hecho durante la campaña de 2008 que no han sido cumplidas. Par de ellas es la reforma migratoria y el cierre de la base de Guantánamo en Cuba.

Aunque llegó al poder con el objetivo de invertir en el crecimiento del país para frenar los efectos de la crisis, la situación estadounidense se mantiene con un índice de desempleo que ronda el 9,4 por ciento.

Además enfrenta un escándalo, aún no aclarado, tras la filtración de documentos hecha por la página web Wikileaks, que daban información clasificada tipo espionaje provenientes de las embajadas estadounidendes en varias partes del mundo.

El presidente estadounidense está inmerso en una batalla presupuestaria con los republicanos en el Congreso y en las últimas semanas ha centrado su mensaje en reducir la dependencia estadounidense del petróleo importado y en la inversión en educación, unas cuestiones que probablemente destacará durante su campaña de reelección.

Además, ha defendido el ataque imperialista contra Libia, así como mantener fuerzas estadounidenses en Afganistán.

Según economistas y analistas financieros del Center for Strategic and International Studies (CEIE), mantener y enviar más tropas de Estados Unidos a Afganistán ha empeorado el déficit presupuestario nacional estadounidense que ya marca records más allá de un manejable 3,0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la nación norteamericana.

teleSUR-EFE-AFP/kg-PR