Más de 780 muertos han dejado las lluvias en Río de Janeiro
TeleSUR

Al menos 785 personas han muerto y más de 430 se encuentran desaparecidas en Río de Janeiro, al sureste de Brasil, tras las inundaciones y deslaves ocurridos en los últimos días a causa de las intensas precipitaciones que desde hace semanas azotan al país suramericano.

De acuerdo con un informe de la Secretaría de Salud y Defensa Civil de la región, hasta el momento el municipio más afectado es Nova Friburgo, donde se han contabilizado al menos 381 fallecidos.

En la lista la sigue Teresópolis, con 316 fallecimientos, mientras en que Petrópolis y Sumidouro han registrado 66 y 22 decesos respectivamente.

En relación a los desaparecidos, el Ministerio Público de Río de Janeiro expresó que el número aumentó a 430, de los que 211 se encuentran en Teresópolis, 124 en el de Nova Friburgo, 48 en Petrópolis, siete en municipios vecinos y 40 en localidades no informadas.

En este sentido, el organismo precisó que ha gestionado un censo de afectados en el se incluyen los datos de cada desaparecido e inclusive, se especifica información que ayude a la identificación de cada individuo, como marcas en la piel, tatuajes, color de cabello, entre otros.

Por otro lado, el Ministerio Público también señaló que hasta ahora hay unas 13 mil personas has sido evacuadas por estar en zona de riesgo, las mismas, se encuentran se encuentran albergadas en refugios provisionales.

Ante este panorama, la presidenta del país, Dilma Rousseff, afirmó que su Gobierno pretende “construir unas tres mil viviendas nuevas en la región serrana y reconstruir las que se puedan».

Del mismo modo, la líder prometió una ayuda inicial de 60 millones de dólares inmediatos y otros 400 millones que requieren la aprobación del Congreso para hacerse efectivos.

El octavo desastre de este tipo más importante del mundo

La Organización de Naciones Unidas (ONU), publicó recientemente que esta tragedia en el Estado brasileño se ubica no solamente como la de mayor magnitud registrada en el país, sino como la octava a nivel mundial.

El Centro para la Investigación sobre la Epidemiología de los Desastres, afirmó que hasta ahora, el mayor desastre de esta naturaleza ocurrió en la antigua Unión Soviética, donde en el año 1949 hubo un deslave que generó al menos 12 mil muertes.

Ante la emergencia decretada por Brasil, algunos países se han movilizado para enviar donaciones y ayuda humanitaria. Entre ellos destaca el presidente de Libia, Muammar Kadhafi; quien personalmente ofreció ayuda para las víctimas de las lluvias las regiones afectadas.

Del mismo modo se pronunció la nación argentina, que desde la semana pasada publicó su disposición de enviar «ayuda inmediata y los elementos que se estimen necesarios proveer» para asistir a los damnificados.

teleSUR- Efe- Afp- Pl- ESTADAO.COM/ lp -PR