Ley de Universidades consagra libertad académica y discusión de corrientes del pensamiento

Caracas, 29 Dic. AVN .- La Ley de Educación Universitaria, sancionada el jueves 23 pasado por la Asamblea Nacional (AN), consagra la libertad académica que permite la discusión de todas las corrientes del pensamiento en las casas de estudios del país, lo que contrasta con los falsos argumentos usados por la oposición en cuanto a una supuesta violación de la autonomía.

Así lo manifestó este martes Carlos López, coordinador general de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela (Fetrauve), en entrevista exclusiva a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Señaló que este instrumento jurídico respeta y consagra, en tres aspectos fundamentales, el principio de la autonomía universitaria.

“Primero, en la participación democrática y protagónica donde participa todo la comunidad universitaria; segundo, con el direccionamiento de la autonomía hacia los planes de desarrollo de la nación y por último en la autonomía debe prevalecer la libertad académica para discutir todas las corrientes de pensamientos”, enfatizó.

López advirtió que sectores de oposición han establecido una campaña mediática para hacer creer al pueblo venezolano que con esta normativa el Gobierno pretende impulsar un pensamiento único dentro de las universidades.

Afirmó que el pensamiento único existe actualmente con la formación de profesionales con una visión neoliberal del mundo.

Destacó que, al contrario de lo expuesto por la contrarrevolución, este instrumento cumple el mandato de la Ley Orgánica de Educación (LOE), que plantea la instrucción como un deber social y como compromiso de todos los ciudadanos.

“La LOE y la Ley de Educación Universitaria chocan con los conceptos tradicionales que existían en Venezuela, de fragmentación de los saberes y de formación de profesionales con una concepción sesgada”, resaltó.

Subrayó que en el fondo hay un manejo hipócrita de la autonomía al referir que la oposición quiere evitar el debate en las universidades sobre los modelos que se desarrollan en el mundo: por un lado, el capitalismo que hace crisis, se derrumba y está corrompido y, por el otro, el socialista que está en construcción.

“La autonomía es para buscar la verdad, dirigir programas de formación, investigación e interacción social en función del desarrollo de la nación. A ellos (la oposición) les choca esto”, expresó.