El Aissami: Atención a familias damnificadas seguirá mejorando y consolidándose

Caracas, 29 Dic. AVN .- El ministro del Poder Popular para el Interior y Justicia, Tareck El Aissami, manifestó este martes que las condiciones de todos los refugios instalados en el país para atender a las familias afectadas por las lluvias continuarán mejorando y consolidándose a fin de garantizar el buen vivir de los que allí habitan.

Durante su visita a un albergue instalado en la Torre El Chorro, del municipio Libertador, en Caracas, ratificó el compromiso del Gobierno Bolivariano en lo que respecta a la atención de todos los venezolanos afectados por las intensas precipitaciones que continúan azotando diversas regiones del territorio nacional.

“Iremos consolidando y mejorando la atención de todas las familias que hoy se encuentran albergadas”, aseveró.

Agregó: “Todo el gobierno nacional está actuando como un solo equipo para atender las necesidades, para escuchar y dar la cara”, mencionó.

En este sentido, hizo mención de una protesta que el pasado lunes protagonizaron los refugiados de la Torre El Chorro, quienes exigieron mejores condiciones de habitabilidad.

Es así como El Aissami explicó que se reunió con los afectados para llegar a diversos acuerdos.

“Ya estamos resolviendo temas que aquejaban a las familias, tenemos un plan de asistencia integral junto a la misión médica cubana para atender a los que aquí pernoctan”, dijo.

Igualmente informó que este martes las 42 familias de la Torre El Chorro recibieron el bono solidario que el gobierno bolivariano otorga a los que perdieron sus viviendas tras las fuertes lluvias.

“Venimos con el mayor compromiso de oír caso por caso para responder a las necesidades. Esto que hacemos hoy lo hemos hecho en todos los refugios en los que se atienden a más de 130 mil familias víctimas de las lluvias”.

A mediados del mes de diciembre el gobierno nacional instaló una comisión presidencial que se encarga de pasar revista por cada uno de los refugios del país con el objetivo de establecer cuáles podrían convertirse en albergues de carácter permanente hasta la adjudicación de las viviendas a las familias afectadas y cuáles deben ser desincorporados por no reunir las condiciones adecuadas.

Esta comisión verifica que las familias refugiadas tengan las condiciones mínimas de habitabilidad, al tiempo que reciben las denuncias y procesan las soluciones a los principales problemas.