Presidente boliviano asegura que aumento de combustibles es necesario
TeleSUR

El presidente boliviano Evo Morales insistió este lunes en la necesidad de evitar la fuga de recursos económicos y aseguró que no abandonará a los trabajadores ante el aumento del precio de los combustibles.

«Esta medida que tomamos no es para hacer daño a nadie, el Presidente, el Gobierno jamás va a abandonar a los sectores trabajadores, tenemos propuestas concretas para seguir avanzando, pero no podemos permitir que la plata siga chorreándose hacia afuera por contrabando, por corrupción», afirmó el mandatario en un acto en la Paz.

Morales aseguró que es obligación de las autoridades cuidar la economía nacional y adelantó la posibilidad de entregar recursos económicos a los alcaldes de varios municipios del departamento de La Paz.

El presidente boliviano también resaltó que la nivelación del precio de los combustibles líquidos significa un ahorro del gasto público.

El mandatario recordó que sólo este año la subvención a las gasolinas y el diesel llegó a 380 millones de dólares, que en su mayoría, 150 millones de dólares, beneficiaba a los contrabandistas.

Datos oficiales sugieren que, de mantenerse esa situación en los próximos años, las pérdidas podían incrementarse hasta llegar a mil millones de dólares. «Al margen de la subvención, hay un contrabando y casi todo el año perdemos como 150 millones de dólares, se van al exterior. Esa plata debe quedarse aquí y algunos recursos de esta medida, por supuesto, vamos a gastar con las alcaldías en proyectos productivos», puntualizó.

Morales señaló que el cargo de Presidente es «prestado» y temporal, por lo que es necesario «ganar tiempo al tiempo» para realizar los ajustes que sean necesarios con el objetivo de ir mejorando el aparato productivo nacional, generar más empleos y ampliar la cobertura de los servicios básicos.

Más temprano, el viceministro boliviano de Coordinación de Gobierno, Wilfredo Chávez, expresó que era necesaria la nivelación de los precios del combustible para proteger la economía y poner fin al enriquecimiento ilícito del que se han servido traficantes del hidrocarburo en la nación suramericana.

«La nivelación a los precios de los combustibles con los de países circundantes era necesaria, porque de otra manera el negocio del contrabando continuaría desangrando los recursos del país y de los bolivianos, debido a que tendríamos que pagar el enriquecimiento de grandes contrabandistas», argumentó Chávez.

Señaló que la modificación de los precios de la gasolina y el diesel, aprobado en decreto el pasado domingo por el Ejecutivo boliviano, significa además una nivelación con los costos del combustible en relación con el resto de los países hermanos y para «no subvencionar a los contrabandistas».

El decreto establece un aumento entre el 57 y el 82 por ciento en el precio de los principales combustibles en Bolivia congelados desde hacía siete años.

teleSUR/Prensa Latina-EFE/rp-FC