Panamá decreta alerta amarilla nacional por intensas lluvias
TeleSUR

El Gobierno de Panamá decretó este lunes alerta amarilla nacional debido a las intensas precipitaciones que en el último mes han azotado al país y han causado derrumbes e incremento de algunos ríos.

El director nacional de Sistema Nacional de Protección Civil de Panamá (Sinaproc), Arturo Alvarado, explicó que el decreto se da como una medida prevención para advertir a los habitantes sobre el mal tiempo que se pronostica en varias zonas del país.

«Hay dos frentes fríos que están afectando la zona de convergencia nuestra e induciendo lluvias en la costa del Caribe, con brisas fuertes en todo el territorio de hasta 40 kilómetros por hora», agregó.

También precisó en que en los últimos dos días se han registrado aproximadamente 70 viviendas “con daños considerables” y 300 vecinos afectados, que en su mayoría se encuentran en las localidades de Colón (noreste), Darién (sureste) y Panamá este.

Ante este panorama, el Sinaproc también anunció que en la mañana de este lunes la empresa AES- Panamá, encargada de generar electricidad al país mediante la represa Bayano, emitió su Alerta Roja debido a que el embalse rebasó su máximo nivel de operación y por ende, ejecutó la apertura de algunas compuertas a fin de liberar agua.

Esta acción se hizo cumpliendo el protocolo de seguridad de la empresa, y aunque Alvarado resaltó que el río Bayano se mantiene en su cauce, asegura que la medida “será siempre la prevención”.

Por otro lado, otros voceros de la organización indicaron que además, se ha mantenido una restricción de navegación en bote, desde la represa Bayano hasta el mar, las autoridades piensan extenderla por la próximas 48 horas debido a que las proyecciones meteorológicas indican la persistencia de las precipitaciones.

Por su parte, el Centro de Pronóstico de la Gerencia de Hidrometeorología, aseveró que el frente frío, que continuará afectando al país, es producto de una baja presión en las costas de Panamá con Colombia, afectando viviendas, arrancado techos y elevando el nivel de los ríos.

El pasado 13 de diciembre el Gobierno de Panamá informó por medio de un comunicado que al menos nueve mil 96 personas permanecen afectadas en el país tras las intensas lluvias registradas, que causaron inundaciones y deslizamientos de tierra en varias localidades.

Las precipitaciones han estropeado además cultivos de arroz, frijoles y plátano, principales fuentes de ingreso económico y de alimentos de las etnias indígenas que habitan en estos pueblos.

Las autoridades manejan que en todo el país ya van al menos mil viviendas dañadas.

El temporal también ha dejado vías dañadas, algunas zonas incomunicadas y pérdidas millonarias en diferentes empresas, mientras que las actividades escolares están suspendidas hasta enero próximo en las regiones más afectadas.

Una parte del Puente Centenario, estructura que atraviesa el canal de Panamá, se desplomó. Este viaducto fue construido hace una década, sin embargo, los fuertes aguaceros forzaron el desplazamiento progresivo de sus bases.

Mientras tanto, las autoridades sanitarias anunciaron la preparación de equipos para fumigar, aplicar cal y drenar tanques sépticos en la región, a fin de evitar la propagación de enfermedades.

teleSUR- Prensa Latina- Efe- Afp- Ansa- Prensa Libre/ lp – FC