Gobierno de México investiga secuestro de 50 inmigrantes
TeleSUR

El gobierno de México anunció este miércoles el inició de las investigaciones del secuestro de unos 50 inmigrantes por parte de un grupo armado ejecutado el pasado 16 de diciembre en el estado de Oaxaca (sur), y que fue denunciado por el Gobierno de El Salvador.

Las indagaciones partirán de los testimonios de migrantes centroamericanos que lograron escapar de la emboscada del grupo delictivo a un tren de carga en el que se intentaba cruzar México para llegar a Estados Unidos.

“Centroamericanos de nacionalidad hondureña, guatemalteca y salvadoreña se presentaron ante autoridades migratorias con el propósito de esclarecer los presuntos hechos”, señaló este miércoles un comunicado del Instituto Nacional de Migración mexicano (INM).

En el texto, el INM informó que los indocumentados “rendirán su declaración ministerial ante la Procuraduría General de la República (PGR), (o fiscalía federal), en calidad de testigos, por el caso del presunto secuestro”.

Las autoridades migratorias mantendrán “comunicación con autoridades de los tres niveles de Gobierno (federal, estatal y municipal) para allegarse de todos los datos y elementos que le permitan esclarecer lo presuntamente ocurrido», añadió el INM en la misiva oficial.

Tras conocerse la denuncia de El Salvador y Honduras, el comisionado del INM, Salvador Beltrán del Río, estableció contacto con funcionarios diplomáticos de ambos países.

En un principio, desde México se había descalificado la denuncia del secuestro bajo el argumento de que la información no tenía «sustento».

Posteriormente, Beltrán dio a conocer el comparecimiento de los testigos al INM e informó a medios locales que en total son 12 los inmigrantes centroamericanos que ofrecerán sus declaraciones en torno al hecho.

Los testigos se encontraban en el albergue Hermanos del Camino, ubicado en Ciudad Ixtepec, en el estado de Oaxaca (sur).

Según la versión de quienes escaparon del asalto, los inmigrantes fueron secuestrados por un grupo delictivo cuando viajaban en un tren de carga en el que intentaban cruzar México para llegar a Estados Unidos (EE.UU.)

“Los testigos narran como los plagiarios amarraron a mujeres, amarraron a niños, y a jóvenes, y los que dan cuenta de esto son los que no pudieron ser amarrados”, detalló el párroco del albergue Hermanos del Camino, Alejandro Solalinde.

Los indocumentados que lograron escapar “iban custodiados en esa fila de plagiados a 800 metros donde pararon el tren. Llegan a la casa de seguridad y entonces cuando ellos van entrando en una bandita de medio metro de piedra, ellos aprovechan para chisparse y para correr”, añadió Solanlinde

El sacerdote aprovechó la oportunidad para denunciar que maquinistas de los trenes de carga a los que se suben los indocumentados están vinculados con los delincuentes que extorsionan a los centroamericanos.

El Gobierno de El Salvador, a través de un comunicado de su Cancillería, exigió a México investigar el presunto secuestro y «dar lo antes posible» con el paradero de los ciudadanos.

La preocupación del gobierno salvadoreño responde a que el pasado mes de agosto fueron encontrados 72 cadáveres de inmigrantes, quienes fueron masacrados en la localidad de San Fernando, en el estado de Tamaulipas, noreste del país.

Las organizaciones criminales vinculadas al narcotráfico que se despliegan por todo México, han optado por reclutar a inmigrantes y extorsionarlos, con el objetivo de que ejecuten diferentes crímenes.

Al respecto, el comisionado del INM, Salvador Beltrán del Río, señaló que los grupos armados ilegales «no están pudiendo reclutar a personas, a mexicanos, entonces están acudiendo a hacerlo con migrantes»”.

De acuerdo con datos oficiales del Gobierno de México, cerca de 500 mil emigrantes intentan cada año llegar a EE.UU., cruzando México. Se estima que 20 mil de ellos sufren secuestros.

teleSUR – ElUniversal.mx – Efe – Afp – Reuters – INM / ld-PR