Campesinos se ocuparán de los 47 latifundios tomados en Venezuela
TeleSUR

El ministro de Agricultura y Tierras de Venezuela, Juan Carlos Loyo, indicó este lunes a teleSUR que los “verdaderos productores del campo” se dedicarán al trabajo agrícola y ganadero en la zona Sur del Lago de Maracaibo (estado Zulia, noroeste), tras la expropiación de 47 latifundios que estaban en manos de adinerados, con apoyo de paramilitares.

Loyo, en entrevista exclusiva para teleSUR, informó que la mañana de este lunes el Gobierno y “los verdaderos productores del campo, pequeños productores y ocupantes con un solo lote de tierra” se reunieron para apoyar la decisión del Ejecutivo.

El pasado viernes 17 de diciembre, el Ejército venezolano tomó 47 latifundios en el estado Zulia, a solicitud del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con el objetivo de reestructurar el sector y otorgarles los terrenos a los campesinos y familias que quedaron damnificadas tras las reciente ola invernal que causó estragos en el país.

Loyo afirmó que los productores están “totalmente dispuestos a seguir el llamado de la Revolución de apoyo integral”, es decir, financiamiento, apoyo en la vialidad agrícola, reestructuración de caños, entre otros, pero sobre todo una “estrategia de organización”.

El presidente Chávez denominó la estrategia de organización como la “red de productores libres y asociados”, esto permite al pequeño productor privado que mantenga su propiedad, pero a la vez se articule “para el desarrollo y la fuerza productiva”.

“Los productores dijeron un sí rotundo a la estrategia de la Revolución Bolivariana”, sostuvo y anunció una marcha para este martes de campesinos que apoyan la decisión del Ejecutivo.

“Se trata, de poner orden, reorganizar, de transformar el espacio geográfico con la finalidad de que una Venezuela atrasada, la Venezuela del latifundio, quede definitivamente en el pasado”

El ministro venezolano aclaró que el problema es que el país tenía una estructura colonial, pero avanzó tomando parte de las tierras.

“En nuestra región el problema es la dificultad del acceso a la tierra, es uno de los males crónicos que ha traído pobreza al sector campesino”, indicó tras recordar que en la década de los 90 el coeficiente GINI (mide desigualdad) era el más desigual en la tenencia de la tierra.

“Esto significa que el poder de una estructura, casi que colonial, avanzó y tomó la mayor parte de las tierras discriminando, excluyendo a nuestros campesinos”, aseguró.

En el caso del Sur del Lago, acotó, la diferencia es más acentuada porque se trata de los mejores suelos del país: “suelos tipo I, tipo II, tipo III”, suelo aptos para el desarrollo agrícola, pero fueron usufructuados. En este sentido, indicó que estos terrenos, son de la nación.

El estatus jurídico actual, es “que son propiedad de la nación y que lo que existe en estos momentos son documentos de compra-venta y el ocupante sólo puede ser propietario de la mejora, de la bienhechuría de la actividad que haya desarrollado, pero la propiedad es de la nación”, aseguró.

Por otro lado, el miembro del Frente campesino Ezequiel Zamora, Braulio Álvarez, consideró importantes las leyes sobre el sector que se han impulsado a través de la Asamblea Nacional y la propuesta del Plan de Liberación y Emancipación, “producto de una Revolución Agraria”.

Indicó a teleSUR que en los espacios del Sur del Lago se practicaba “la parcelaría, arrendamiento, tercería modelo este que hace décadas fue superado en otros países y continentes, pero era un peso de orden moral que existía aquí en Venezuela”.

Álvarez indicó que con los casi tres millones de hectáreas recuperadas, se han beneficiado cientos de miles campesinos, además han podido alcanzar autonomía y un desarrollo endógeno.

“Los alcances en la forma beneficiosa de vida, que estamos obteniendo, no la puede discutir nadie, de eso están conscientes los terratenientes”, indicó.

Denunció que tanto los latifundistas, como empresarios de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) y la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenagas) buscaban “ayuda del sicariato y paramilitarismo”.

La presencia de paramilitares en las zonas campesinas, “nos han ocasionado la muerte de más de 248 hermanos y hermanas”, acotó.

teleSUR/yi-MM