Prófugo Carlos Ortega dice que regresará a Venezuela y pide a la Fuerza Armada sublevarse
AVN

El prófugo de la justicia venezolana y promotor del golpe de Estado de abril de 2002, Carlos Ortega, aseguró que está dispuesto a regresar a Venezuela para “luchar y reconstruir el país” y le pidió a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que se revele al Gobierno del presidente Hugo Chávez.
En una carta enviada este lunes por el cabecilla del paro de la industria petrolera, que generó a la nación una pérdida de más de 15 mil millones de dólares, le pidió a la oposición unirse para “salir de este régimen dictatorial”.

“Vamos a integrarnos todos. Si no nos unimos ahora no existe posibilidad alguna en 2012, pues el régimen dictatorial ya estará atornillado”, afirmó. Agregó que si se mantienen las actuales circunstancias no ve “la posibilidad de un proceso electoral transparente”. Indicó que “los que estamos en el exilio estamos dispuestos a regresar para luchar, integrarnos, y reconstruir nuestro país”.

En la misiva, Ortega también exhortó a la Fuerza Armada a sublevarse al régimen del Presidente constitucionalmente electo, Hugo Chávez Frías.

“Los militares y el sector castrense tienen que defender su dignidad, a dar un paso al frente para hacer frente a las acusaciones de narcotráfico y corrupción de las que son objeto».

Desde Perú, Ortega una vez más hizo un llamado a desobedecer las leyes y a alterar el orden público en Venezuela.

“Hay que unirse, integrarse y salir a la calle a defender a los medios de comunicación, para que cese de una vez por todas esa persecución que existe contra el pueblo venezolano”.

Al finalizar el paro petrolero en febrero de 2003, Ortega huyó del país y solicitó asilo político en Costa Rica, pero regresó de manera clandestina a Venezuela.

En 2005 fue capturado en una sala de juegos en Caracas y puesto a la orden de las autoridades. En diciembre de ese año, el Tribunal 49° de Control lo condenó a 15 años, 11 meses, 5 días y 20 horas, por delitos de rebelión civil, instigación a desobedecer las leyes y uso de documentos falsos. Se ordenó su reclusión en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde, en Los Teques, de donde escapó en agosto de 2006.

El activista opositor solicitó una vez más asilo político, pero en esta oportunidad en Perú, país en el cual lo acompañan otros prófugos de los tribunales venezolanos como Oscar Pérez, Manuel Rosales, Nixon Moreno y Ramón Martínez.

Desde Lima, Carlos Ortega junto con el resto de los fugitivos, se han dedicado a emprender y secundar campañas internacionales en contra del actual mandatario venezolano.