Consejero chino visita Corea del Norte para fortalecer vínculos bilaterales
TeleSUR

El presidente de Corea del Norte, Kim Jong il, recibió este jueves en Pyongyang al consejero de Estado chino, Dai Bingguo, como parte de los esfuerzos de ambos países por fortalecer sus vínculos.

El encuentro del máximo líder norcoreano con el consejero chino se produce cuando existe tensión en la Península Coreana, producto del incidente de intercambio de fuego de artillería que protagonizaron Corea del Norte y Corea del Sur hace dos semanas.

De acuerdo con la oficial Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA, por su sigla en inglés), Kim y el alto funcionario chino hablaron sobre los avances en las relaciones de amistad entre los dos países asiáticos.

Además, Bingguo se reúne con el líder norcoreano luego de haber sostenido un encuentro con el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, en Seúl el pasado 28 de noviembre, cinco días después del intercambio de fuego de artillería entre ambas naciones de la Península Coreana.

Respecto a ese incidente, China aboga por reunir a las naciones que participan en el diálogo a seis bandas (Corea del Norte, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, Rusia y China) sobre el desarme nuclear de la Península, para así evitar una escalada bélica en la región.

Este mismo jueves, Corea del Norte reiteró que el incidente del pasado día 23 de noviembre en la isla surcoreana de Yeonpyeong fue un acto dirigido en su contra para provocar una respuesta militar, a fin de escalar la confrontación y desatar una guerra.

El Comité para la Reunificación Pacífica de Corea denunció además que Estados Unidos instigó a Corea del Sur a dar ese paso, al recordar que desde la llegada al poder del gobierno del presidente surcoreano, Lee Myung-bak, en febrero de 2008, la nación del sur de la Península Coreana realizó frecuentes maniobras militares como preparativos para una agresión contra este país.

La entidad atribuyó también lo ocurrido en esa zona a la línea de demarcación del Norte establecida en el Mar del Oeste por Estados Unidos en agosto de 1953, y la cual Pyongyang considera ilegal.

En el referido incidente, Corea del Norte respondió a disparos contra sus aguas jurisdiccionales hechos desde la mencionada isla por parte de Corea del Sur, que reportó cuatro muertos y varios heridos en el intercambio de fuego de artillería.

El Comité añadió que a partir de entonces, Estados Unidos reforzó el suministro del más moderno armamento a Corea del Sur, mientras se esmera en llevar al Gobierno de ese país a realizar lo que llama un plan de represalia.

La situación en la Península se agravó luego de ese suceso, al que siguieron maniobras conjuntas entre fuerzas estadounidenses y surcoreanas con la participación del portaaviones George Washington.

teleSUR-Xinhua-Kcna-Efe/MFD