Globovisión envía empleados a protestar frente a Sudeban

Caracas, 08 Dic. AVN .- Un grupo de empleados de la derechista Globovisión se presentó este martes en la sede de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Sudeban) para manifestar en contra del pase a liquidación de la sociedad mercantil Sindicato Ávila, empresa que forma parte del Grupo Financiero Federal, propiedad del banquero prófugo Nelson Mezerhane.

Sindicato Ávila posee 20% de las acciones de Corpomedios GV Inversiones, que a su vez es dueña de Globovisión.

Corpomedios GV Inversiones es propiedad de la empresa Unitel de Venezuela, cuyos accionistas son Guillermo Zuloaga, Nelson Mezerhane, Alberto Federico Ravell, y de la empresa DNS inversiones.

La consultora jurídica de Globovisión, Ana Cristina Nuñez, reconoció que el Estado venezolano administra el citado paquete accionario de Globovisión desde junio pasado cuando se decidió la intervención de la empresa Sindicato Ávila, por parte de la junta interventora que nombró Sudeban.

Tras la publicación este lunes pasado en Gaceta Oficial de la decisión de liquidación de Sindicato Ávila, el control sobre dichas acciones pasa ahora a manos del Fondo de Garantía de Depósitos y Protección Bancaria (Fogade).

La consultora jurídica, repitiendo los argumentos esgrimidos por la derecha venezolana, pidió a Fogade que le brinde derecho a preferencia a los otros accionistas de Globovisión así como lo establecen los estatutos sociales de la empresa.

«Es decir que si Fogade decide como en efecto lo establecen las norma de liquidación, vender esas acciones o traspasarlas, debe primero presentarlas a los otros accionistas de Globovisión que están aquí representados», exclamó.

En abierta contradicción con otras opiniones, repitió que el control sobre Sindicato Ávila por Fogade no otorga ningún miembro en la junta directiva de Globovisión, ni ninguna injerencia en la actividad interna del canal.

Por su parte, la periodista Gladys Rodríguez, dijo que «éste es un tema de resistencia y de tiempo y Dios se encargará de poner a cada quien en su justo lugar», expresó.

Sindicato Ávila fue intervenido en conjunto con una serie de empresas como Caney, Caney II, Caney III, Lanzarote, las cuales forman parte del Grupo Financiero Federal.

Otro 20% de las acciones de Globovisión eran del fallecido empresario Luis Teófilo Núñez. la normativa legal, en materia de concesiones de uso del espacio radioeléctrico, establece que las mismas no son hereditarias, por lo que el estado venezolano podría asumir 40% del total de las acciones del canal que hasta ahora ha servido de punta de lanza de las fuerzas de derecha.