No son piedras del deslave las que oigo, cámara presidente
Por: Javier Monagas Maita

Ante la situación caótica que vive nuestra patria, su limitado tiempo ha de estar mas limitado aun. Se que el ajetreo y el cansancio seguramente le impedirán ver estas notas a tiempo. Antes que nada quiero que sepas camarada, que en el pueblo estamos conscientes del esfuerzo personal que has puesto en ayudar a paliar la situación, para mi no tan natural, que se abate sobre la Venezuela revolucionaria.
Te agradecemos infinitamente tu voluntad, esfuerzo y decisión, por ayudar a quienes necesitan urgentemente el apoyo material y espiritual que el gobierno nacional, contigo a la cabeza están haciendo. Aunque se que es tu deber; detallamos que lo haces con ética, responsabilidad, seriedad y eso se valora.

Ahora bien. El punto es, que están sonando muchas piedras en el cauce del rio de la guerra. Esas piedras delatan en su discurrir, un arma que se está utilizando como instrumento modificador del clima a capricho de quien la usa. Eso, me ha puesto a pensar, que si en el pasado la nación casi llegó a extremos peligrosos con la sequia anormal, que obligó a tomar medidas drásticas para mantener el ritmo de funcionamiento, hoy es al contrario, tenemos una situación anormal también, desde el punto de vista de la naturaleza, de carácter lluvioso. Ante esta disyuntiva y esta duda razonable, que ¡oh! Casualidad, se presenta en diciembre y antes de unas elecciones (recordemos la vaguada del 99 y el referendo por la aprobación de la Constitución) es una casualidad que mueve a la sospecha.

Conociendo como bien sabemos, de la maldad que mueve a quienes se declaran enemigos de este proceso de liberación, de su capacidad tecnológica y, de la decisión comprobada por hacer daño a quienes no les son adulantes, no tendría nada de raro que toda su tecnología conocida y por conocer, se use con fines malévolos como lo indica la historia. Es por ello que propongo, que el estado – gobierno, organice con carácter de urgencia un equipo de profesionales confiables de la física, la química, la geología, las matemáticas, la informática y otras ramas relacionadas, a los fines de estudiar científicamente estos fenómenos y la posibilidad de creación de un escudo capaz de neutralizar las ondas electromagnéticas de carácter anormal. Se que no estoy hablando de algo fácil, pero así como se pueden medir las radiaciones de carácter nuclear, o las incidencias de las radiaciones solares en el planeta, también se puede establecer un patrón electromagnético normal de la tierra, y sus variaciones según sean las posiciones del planeta en el espacio por influencia de los otros cuerpos celestes. Así como se descubrió que la aproximación de la luna a la tierra o, en su fase de luna llena, influye en las mareas y en el flujo de la sabia en los arboles, o hasta en la psiquis humana; también las ondas electromagnéticas juegan un papel importante en el clima, al respecto Nicolás Tesla, dejó mucha literatura y la lógica del conocimiento científico actual respalda esa teoría.

El despegue de la independencia, no solo pasa por lo político y lo económico, además va de la mano de lo científico, pues sin ello no hay independencia total. Veamos que los países que hoy se presentan en el concierto de las naciones con cierta capacidad de independencia, lo han logrado en base al desarrollo tecno científico. De esa manera, no podemos olvidar que hay una jauría de animales avaros y poseedores de armas y maldad, capaz de destruir la vida en el planeta. Curémonos en salud cámara presidente, conforme ese equipo, y si es en silencio mejor. Pero hágalo.

Javiermonagasmaita@yahoo.es
avierdelvallemonagas@gmail.com

planetaenpeligro.blogspot.com/ –