Huelga de trabajadores de Metro de Chile paraliza completamente el servicio
TeleSUR

El Ferrocarril metropolitano de Santiago, capital de Chile paralizó completamente sus servicios este domingo por primera vez desde su inauguración, en el año de 1975, como consecuencia de una huelga de sus trabajadores, que reclaman mayores salarios y mejores condiciones laborales.

Unos 700 conductores de trenes mantienen la huelga desde el pasado lunes, en el marco de la negociación de un nuevo contrato colectivo. La empresa del tren subterráneo se ha mostrado inflexible ante los manifestantes y se ha visto obligada a ofrecer como alternativa un reforzamiento de buses para trasladar a los pasajeros.

La demanda de pasajeros durante este domingo ha sido alta, por coincidir con los partidos de final del fútbol chileno.

El dirigente sindical Mario Acuña afirmó: “estoy seguro que hoy el Metro ha gastado más plata en lo que es este conflicto y ha perdido más imagen, que tiene un costo bien alto que lo que estábamos pidiendo como reivindicación».

El Sindicato Nacional de Conductores y Trabajadores del Metro de Chile decretaron el paro por tiempo indefinido tras considerar insuficiente la propuesta que les hizo el Gobierno chileno de apenas el uno por ciento de incremento salarial.

El líder sindical Abel Varela precisó que desde principios de la década la administración optó por una política que favorece la variabilidad salarial, “desmejorando el sueldo base, práctica que perjudica a los obreros, siempre sujetos a un estado de incertidumbre en cuanto a su remuneración”.

“Abogamos por una política de retiro que tome en consideración, mediante mejoras de incentivos y pensiones, a los que se desvinculan de la empresa con más de 20 años de antigüedad en la misma”, dijo.

Asimismo, consideró “inseguro y muy riesgoso” el plan de contingencia que había aplicado la empresa desde el pasado lunes mediante el empleo de conductores de reemplazo para el traslado de los dos millones 300 mil personas que utilizan diariamente el ferrocarril subterráneo.

Unas 680 mil personas que utilizan el Metro los días domingo se han visto afectadas, un 70 por ciento menos que la cantidad que la red moviliza los días laborales, según dijo Álvaro Caballero, gerente comercial de la empresa Ferrocarril metropolitano de Santiago de Chile.

«Lamentamos los inconvenientes que esta medida implica para nuestros usuarios, pero es necesaria para garantizar un buen servicio durante la semana», afirmó.

Las 17 estaciones consideradas principales para que los usuarios puedan recargar sus tarjetas Bip, sistema de pago electrónico que se utiliza indistintamente en el Metro o en el transporte de superficie, están abiertas, dijo Caballero.

«Estas estaciones las hemos seleccionado porque son las que se dan el mayor número de transacciones de carga (de tarjetas Bip)”, precisó Caballero.

Aseguró que este lunes el servicio “será normal y se reabrirá también la línea que permaneció cerrada durante la semana”.

Los trabajadores del Metro han solicitado al Gobierno del presidente, Sebastián Piñera, un incremento salarial de 1,5 por ciento.

Las autoridades chilenas rechazaron la petición por lo que los empleados del subterráneo decidieron adoptar esa medida. El 90 por ciento de los trabajadores del Sindicato Nacional de conductores y Trabajadores del Metro votaron a favor del paro.

Estos trabajadores habían recibido el aumento de sólo el uno por ciento y a pesar de que las fuentes sindicales indicaron que las negociaciones se mantuvieron hasta altas horas de la madrugada del pasado lunes, no se llegó a ningún consenso.

Hasta la fecha, las negociaciones se mantienen paralizadas, mientras más de dos millones de pasajeros se han visto obligados a usar transporte superficial para llegar a sus sitios de destino.

teleSUR-EFE-PL-radiosantiago.com/kg-MM