Con la Legalidad Igualitaria
Por: Juan Veroes
Fuente: APORREA.ORG
Con todo el esfuerzo que ha hecho el gobierno revolucionario por los pobres, ya es tiempo que se sintieran los efectos de las políticas sociales y el asistencialismo del Estado debería haber disminuido.

Es verdad que ha disminuido en un alto porcentaje el nivel de pobreza de crítica y de pobreza atroz, pero todo ello se ha logrado a costa del mantenimiento de programas sociales sostenidos sobre el asistencialismo del Estado, en detrimento del logro de un desarrollo productivo de las fuerzas laborales. Si menos pobres, pero mas mantenidos por el Estado.
Buscando las causas de esa situación es que nos hemos encontrado con la “legalidad igualitaria burocrática” que ha ido creciendo, en vez de disminuir, impidiendo el desarrollo y cerrando las iniciativas a personas y sectores que no quieren depender de las dádivas estatales. Veamos un ejemplo de un caso que conozco para entender como funciona el asunto:
Una señora que en su casa produce granjerías para vender en algunos comercios y del producto de sus ventas mantener a una hija de 13 años que estudia y con ello cubrir los gastos del hogar. De pronto los comerciantes le comunican que no pueden aceptarle más las granjerías, hasta que ella no les presente el permiso sanitario que les exigen los funcionarios del gobierno. La señora intenta saber que debe hacer y comienza a enterarse que necesita alquilar, adecuar y equipar un local para producir sus dulces, que necesita registrar una firma, que debe sacar su RIF y hacer la Declaración de Impuestos, que debe registrar la marca de los dulces, que debe hacer un curso de manipulación de alimentos, que debe sacar un aval del Consejo Comunal, que debe abrir libros contables, que debe comprar una caja registradora para el pago del IVa, etc. Etc… y la señora que todos los días se ganaba unos 100 Bs.F comienza a no ganar nada y a caer en una espiral de pobreza, debido a que a ella le aplican las mismas medidas que le aplican a la Savoy o a Helados Efe o a Frito Lay. Así de sencillo.
La explicación que le dan los burócratas de estas oficinas es que la “Ley es para todos Igual” y no se contemplan excepciones. “Esos son los requisitos” “Eso dice el reglamento” “Si no entrego todos los recaudos exigidos pongo en peligro mi puesto de trabajo”, etc. Etc.
Mientras el Estado hace grandes inversiones en Programas Sociales, la Legalidad Igualitaria se encarga de que no suba nadie al nivel de independencia, sino que cada vez sea más dependiente de las dádivas que generosamente el Estado les provee. Así esta señora que antes se mantenía con su trabajo, ahora debe ir todos los días buscar su comida en una Casa de Alimentación del Estado y tratar de buscar una beca de las que suministran Las Madre del Barrio para poder pagar los servicios básicos y meterse en cuanta colas hay para conseguir cosas que antes adquiría con dinero ganado con su trabajo.
La burocracia gubernamental, que vive de los pobres es cada vez más frondosa y cada vez aumentan sus niveles y calidad de vida. Los pobres cada vez viven mejor a costa de mantenerse pobres, para alimentar a la burocracia que vive de ellos. Es un círculo vicioso que se genera de dependencia mutua, en el cual si uno se termina el otro también y entonces para mantenerse vivos, los dos llegan a un acuerdo de convivencia y ayuda mutua. Es parecido a lo que hacen los Sindicalistas con los patronos para explotar al trabajador.
Los pobres comerán perniles en navidad, pero para eso debe existir Mercal. Mercal tiene empleados que también comerán pernil y beberán whisky, gracias al trabajo realizado de llevarles el pernil a los pobres.
Quiero hacer constar, adelantándome a las críticas, que Mercal, Casas de Alimentación, Barrio Adentro, Misión Milagros, Misión Sonrisa, Misión Niño Jesús, etc. No son programas de desarrollo y si fueron pensados con ese fin, sus efectos han sido contrarios, pues los beneficiados cada día dependen mas de esos programas y menos piensan dejar de depender de ellos. Para enfrentar la crisis humana que nos dejó la IV Republica estuvieron muy bien, pero ya son una carga que impide a la población asumir sus responsabilidades como pueblo.
¿Esta proponiendo que los eliminen?. No¡, pues aumentaría alarmada mente el desempleo de la burocracia sin trabajo y los pobres quedarían desasistidos. Yo solamente pediría que esos programas atiendan sólo a la población en situación de pobreza, y que no se extiendan a toda la población. Por ejemplo: Hay tres millones de pobres, solo a esos deben dirigirse los programas y cada año deben ir disminuyendo en cantidad de manera tal que lleguemos al año 21 sin pobres, tal como lo planteo el Comandante Chávez. ¿Qué hacemos con la burocracia que vive de la pobreza? La integramos al aparato productivo dándoles responsabilidades para que desarrollen programas de inserción a los que van dejando de ser pobres.
Ojo, no estamos abogando por mas capitalismo, pues sabemos que él es el causante de la pobreza, estamos pidiendo una aplicación de las 3R a los Programas Sociales , a fin de usarlos como motor de desarrollo y no como incubadora de conductas sociales que frenan la conciencia revolucionaria que debe motivar a la construcción del Socialismo del Siglo XXI
Juanveroes64@hotmail.com