España consintió vuelos de la CIA, según Estados Unidos
Por: Eduardo Rodriguez-Baz

Madrid, 2 dic (PL) España consintió los vuelos secretos de la CIA por su territorio con presuntos terroristas capturados ilegalmente, informó hoy el diario El País en base a documentos revelados por el sitio de internet Wikileaks.

La Embajada de Washington en Madrid comunicó al Departamento norteamericano de Estado que el Gobierno español «no ponía reparos» a los vuelos secretos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de acuerdo con el periódico madrileño. En su edición de este jueves, el matutino desvela un cable confidencial transmitido en 2006 tras un encuentro mantenido por el entonces embajador estadounidense aquí, Eduardo Aguirre, con la ex vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega.

«De la Vega subrayó que España no tiene reparos a los vuelos de inteligencia a través de territorio español. Ellos simplemente quieren ser informados y si fuera necesario, poder demostrar que ejercían una vigilancia apropiada», relata Aguirre en su informe.

En otro cable, el diplomático estadounidense advirtió que (Washington) no podía confiar en que el conservador Partido Popular (PP), principal de la oposición, no hiciera ruido sobre el asunto de los vuelos.

«Pese a su orientación proamericana (en alusión al PP)», nuestra experiencia sugiere que no dudará en «capitalizar» cualquier oportunidad para desgastar al presidente del Ejecutivo socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, opinó.

El escándalo de los vuelos de la CIA, el tránsito clandestino por aeropuertos europeos de sospechosos de terrorismo capturados ilegalmente y torturados en centros de detención secretos, tomó por sorpresa en 2005 a la administración de Rodríguez Zapatero y a la legación norteamericana en Madrid, relata El País.

Pero ambos coincidieron en un objetivo común: minimizar su impacto en la opinión pública y evitar que la investigación judicial abierta en España complicase las ya delicadas relaciones entre el jefe del Gobierno ibérico y el entonces presidente George W. Bush, según el cotidiano.

Por este motivo, se llevaron a cabo diferentes reuniones entre las partes, sostiene la versión.

La diplomacia estadounidense utilizó a fiscales y altos cargos españoles para interferir en las pesquisas por el caso Couso, los vuelos de la CIA o las torturas en Guantánamo, afirmó este martes El País, en base a los informes secretos filtrados por Wikileaks.

La primera se refiere a la muerte en Iraq del camarógrafo español José Couso, ultimado en abril de 2003 por soldados norteamericanos que dispararon desde un tanque contra el hotel Palestina de Bagdad, una de las sedes de la prensa internacional en la nación invadida.

Otra de las causas alude a la investigación abierta por el juez Baltasar Garzón, tras una demanda por torturas en la prisión ilegal de Guantánamo contra Hamed Abderramán Ahmed, preso de nacionalidad española.

La tercera apunta a las escalas realizadas en esta nación europea por los vuelos secretos de la CIA, en los que se trasladaban prisioneros a la citada cárcel.

Por este caso, la fiscalía española reclamó en mayo la detención de 13 responsables de la Agencia Central de Inteligencia.

jl/edu