Servicio ruso de Inteligencia admite cambios de personal “no críticos” tras escándalos de espías
Moscú, 30 de noviembre, RIA Novosti.

El Servicio ruso de Inteligencia Externa (SVR) admitió hoy una serie de cambios de personal “no críticos” a raíz del escándalo de espionaje que se desencadenó entre Moscú y Washington en junio pasado, poco después de la primera visita oficial del presidente ruso Dmitri Medvédev a EEUU.

“Constantemente hay cambios de personal. Poco a poco se va la gente que no responde a los requisitos modernos pero no es algo crítico para Inteligencia, tenemos buenas reservas”, afirmó este martes Mijaíl Fradkov, jefe del SVR. Al comentar el escándalo, dijo que siempre se sacan las conclusiones necesarias pero “esta vez especialmente”.

Once presuntos colaboradores de esta entidad fueron detenidos en EEUU a finales de junio, poco después de concluida la visita de Medvédev. Más tarde, les canjearon en Viena por cuatro ciudadanos rusos que cumplían condena por espionaje a favor de Occidente. Fue el mayor escándalo de espionaje entre EEUU y Rusia tras el término de la Guerra Fría.

Una fuente de Inteligencia reveló a mediados de noviembre que el principal culpable del escándalo de espionaje era el coronel Potéev, del aparato central del SVR, quien escapó a EEUU la primavera pasada. La fuente señaló que esa traición no podrá destruir toda la red de agentes rusos en territorio de EEUU, aunque sí se requieren tiempo y recursos para poner fuera de peligro a los demás informantes en América del Norte.