Efectivos de seguridad toman control de favelas de Río
TeleSUR

La policía y el Ejército de Brasil tomaron este domingo el control de las favelas del Complexo do Alemao, ubicadas en Río de Janeiro, en donde alrededor de 600 narcotraficantes llevaban varios días refugiados.

El comandante de la Policía Militar de Río de Janeiro, coronel Mario Sergio Duarte, indicó a la prensa que los narcos no opusieron la resistencia armada que se esperaba.

«No hubo la resistencia que esperábamos», manifestó Duarte al tiempo que detallaba que la operación contó con la participación de unos dos mil 600 efectivos.

Las fuentes policiales aclararon que todavía falta por expulsar, de la poblada barriada, a los traficantes.

La corresponsal de teleSUR en Brasil, Lucrecia Franco, informó que durante el operativo la policía “ha detenido a una decena de sospechosos, incautó seis toneladas de marihuana, fusiles, granadas y municiones”, según un último balance policial.

Reportó que ha habido tiroteos, pero no se ha registrado ningún herido. Del mismo modo, sostuvo que las fuerzas de seguridad hallaron una mansión que pertenecía a un narcotraficante.

“La policía informó que encontró la mansión del jefe del tráfico del Complejo del Alemán, es este el compleo de favelas que está cercadopor policías y militares”, reportó.

Asimismo, describió que la mansión es “de tres pisos, con discoteca, hidromasajes, aires acondicionado y la casa estaba vacía”.

La situación es de tensa calma y la policía ha pedido a la población que s emantega en sus viviendas.

El operativo se realizó la mañana de este domingo, luego de que venciera el plazo que le habían dado los uniformados a los narcotraficantes para que se entregaran.

El pasado jueves, efectivos del Batallón de Operaciones Especiales de la Policía Militar y de los Fusileros Navales penetraron en Vila Cruzeiro, en la zona norte de Rio de Janeiro, considerado el principal reducto de los traficantes de drogas de esta ciudad.

Ante el avance de los uniformados, los narcos huyeron en camionetas, motos y a pie hacia las favelas del Complexo do Alemao, que fue cercado por las fuerzas combinadas de la policía, el ejército y la marina.

El sábado, los narcotraficantes recibieron un ultimátum para entregarse so pena de ser ocupado el morro.

Unos 30 bajaron y se entregaron, mientras el resto se negó a hacerlo, lo que motivó la operación de esta domingo Hasta ahora no hay reportes oficiales de víctimas ni material aprehendido.

Esta resulta la mayor operación contra el narcotráfico en Río de Janeiro y cuenta con el respaldo de la población, asó como del gobierno federal, por intermedio del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien manifestó que se le dará toda la ayuda que requieran las autoridades locales para acabar con el crimen organizado.

teleSUR-Efe-Bbc-Prensa Latina/yi-YR