Corea del Norte responsabiliza a EE.UU. por incidente con Corea del Sur
TeleSUR

Corea del Norte responsabilizó directamente a Estados Unidos por el incidente que, el pasado martes, significó el intercambio de fuego de artillería con Corea del Sur, según un comunicado emitido este jueves por el Gobierno norcoreano y difundido por la agencia oficial KCNA.

Luego de los disparos de artillería entre sí, Corea del Norte señala que Estados Unidos es responsable de los incidentes fronterizos con Corea del Sur, al haber trazado unilateralmente los límites entre ambas naciones de la península coreana en el Mar Amarillo en 1953.

«El Mar Occidental (el Mar Amarillo) se ha convertido en un polvorín donde el riesgo de confrontaciones y enfrentamientos entre el norte y el sur persisten sólo porque los Estados Unidos trazó en forma unilateral la línea ilegal de demarcación» entre ambos países, declaró un alto oficial norcoreano, en alusión al final de la Guerra de Corea (1950-1953).

«En consecuencia, Estados Unidos no puede eludir su responsabilidad en el reciente intercambio de disparos», señaló en ese mensaje, dirigido al ejército norteamericano y retomado por la agencia KCNA.

El Ejército de Corea del Norte afirmó el pasado martes que, con los disparos contra la isla surcoreana Yeonpyeong, se dio una respuesta de resueltas medidas militares al fuego de artillería que disparó Corea del Sur.

Antes, un alto funcionario militar de Corea del Sur había reconocido que, antes de la respuesta con fuego norcoreana, su país realizó una serie de ejercicios militares y ensayos balísticos en la isla de Yeonpyeong.

No es el primer incidente militar que involucra a ambas Coreas. En marzo pasado se produjo el hundimiento de la corbeta surcoreana Cheonan, hecho por el cual el Gobierno de Corea del Sur responsabiliza a su vecina del norte.

Sin embargo, el Gobierno norcoreano ha manifestado, en diversos escenarios internacionales, que no tiene responsabilidad alguna en el naufragio del buque de guerra surcoreano, al tiempo que ha calificado los señalamientos en su contra como elementos de una maniobra que busca generar una mala imagen de Corea del Norte ante la opinión pública mundial.

El intercambio de disparos fue motivo para que Estados Unidos expresara su apoyó a su aliada Corea del Sur, con la que organizó una nueva serie de maniobras navales conjuntas en el Mar Amarillo desde el próximo domingo.

Estados Unidos ha acompañado a Corea del Sur en varios ejercicios militares en las disputadas aguas de la sensible frontera que comparten las dos naciones de la península coreana.

Corea del Norte siempre ha considerado que tales maniobras en la frontera con Corea del Sur representan una amenaza en su contra, por lo cual ha advertido, de la misma manera, una posible respuesta militar ante cualquier agresión.

teleSUR-Kcna-Efe-Afp/MFD