EEUU: desatención en salud mata más ex soldados que guerra afgana
Fuente: CUBADEBATE

A pesar de la reforma legislativa nacional de salud, la atención sanitaria en Estados Unidos seguirá disminuida para muchos estadounidenses, con el resultado de más muertes y tragedias personales.
 Una reciente investigación de un equipo de Harvard estimó que 2.266 veteranos de guerra de EEUU murieron en 2008 por no tener seguro médico, es decir, 14 veces el número de muertes sufridas por las tropas estadounidenses en Afganistán en 2008 y más del doble de los muertos desde que comenzó la guerra en 2001.

Los investigadores de Harvard concluyeron que 1,46 millones de veteranos de guerra en edad de trabajar carecen de cobertura de salud, lo que aumenta su índice de mortalidad. El periódico de salud American Journal of Public Health reveló que las probabilidades de muerte de un individuo sin seguro aumentan en 40%, según el estudio de Harvard.

El doctor David Himmelstein, coautor del análisis y profesor asociado de medicina en Harvard, comentó: “Estas muertes innecesarias continuarán bajo la nueva legislación de reforma de salud. Hasta 2013, la ley no hará virtualmente nada para quienes no tienen seguro y, por lo menos, deja a 17 millones de personas sin seguro a largo plazo”.

A las hijas gemelas de Stacie Ritter se les diagnosticó cáncer a los cuatro años. Necesitan trasplantes de células madre y otros tratamientos contra el cáncer. Las gemelas sobreviven, pero las glándulas que controlaban su crecimiento están dañadas más allá de la reparación que ofrece el tratamiento. Para continuar creciendo, los médicos recomendaron aplicaciones regulares de inyecciones de crecimiento a base de hormonas.

La compañía del marido de Stacie cambió el seguro médico a la transnacional Cigna, y ésta rechazó cubrir la aplicación de hormonas. Stacie paga 440 dólares cada vez que lleva a sus hijas al médico para inyectarlas. El incidente marca apenas el último capítulo de los problemas que enfrenta esta familia con la industria aseguradora de salud. Entre el tratamiento contra el cáncer y el cuidado médico denegado, Stacie y su marido tuvieron que declararse en quiebra debido a sus altos gastos médicos. El año pasado, el gerente de Cigna, Ed Hanway, ganó 12,2 millones de dólares; es decir, 5.883 dólares por hora.

ABANDONAN A MUJERES MALTRATADAS

La pequeña reforma de salud defendida por Obama contó con el apoyo de organizaciones sociales

Las leyes de seguro médico son a menudo complejas en los estados en que el seguro médico está legalmente controlado. En ocho estados, y en el distrito Columbia, las compañías de seguros pueden alegar que están facultadas para negar la cobertura del seguro médico si el cónyuge tenía una mala condición de salud preexistente. Las compañías niegan legalmente atención médica a las víctimas de violencia en el hogar porque dicen que ésa es una condición preexistente y que no puede ser cubierta.

El año pasado, el gerente de Cigna, Ed Hanway, ganó 12,2 millones de dólares; es decir, 5.883 dólares por hora

En 1995 se encontró que nueve compañías involucradas negaron o cancelaron la cobertura a mujeres que fueron golpeadas: Nationwide, Allstate, State Farm, Aetna, Metropolitan Life, The Equitable Companies, First Colony Life, The Prudential y Principal Financial Group. Los estados que todavía permiten esta práctica son Idaho, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Oklahoma y Wyoming.

Según los investigadores de Johns Hopkins, un estudio publicado el 29 de octubre de 2009 en el Journal of Public Health permite más que ningún otro observar el impacto del seguro en la cantidad de muertes evitables y el potencial de vidas de niñas y niños enfermos que podrían salvarse en EEUU.

Al analizar más de 23 millones de expedientes de hospitales de 37 estados entre 1988 y 2005, los investigadores de Johns Hopkins compararon el riesgo de muerte entre niñas y niños con y sin seguro. Algunos factores resultaron iguales, pero en su estudio los investigadores encontraron que los niños sin seguro tenían 60% más de probabilidades de morir en el hospital que aquellos con seguro.

Al comparar índices de mortalidad por enfermedad subyacente, las pequeñas y los pequeños sin seguro aparecieron con aumento del riesgo de muerte, independientemente de la naturaleza de su dolencia. Los resultados capturan solamente muertes durante la hospitalización, y no reflejan muertes ocurridas después, fuera del hospital, ni contabilizan a los niños que murieron sin haber sido nunca hospitalizados, dijeron los investigadores. Esto significa que el número real de víctimas mortales sin seguro podría ser incluso más alto.

“Si ustedes son niños sin seguro, seriamente enfermos e internados en un hospital, tienen 60% por ciento más de probabilidades de morir que el niño enfermo del cuarto del lado que tiene seguro”, dijo el investigador principal Fizan Abdullah, cirujano pediátrico del Centro de Niños del Johns Hopkins.

Mientras no sea revisado el nuevo plan nacional de cuidado de salud, algunos de los problemas descritos afectarán a miles de personas que continuarán sufriendo durante muchos años por venir en EEUU.
T/ Doctor Steffie Woolhandler (www.pnhp.org),
Fizan Abdullah (Centro de Niños del Hospital Johns Hopkins),
Journal of Public Health y otros
Traducción: Ernesto Carmona

Unos 2.266 veteranos de guerra de EEUU murieron en 2008 por no tener seguro médico
VETERANOS ABANDONADOS A SU SUERTE

A fines de 2009, en el apogeo de la discusión de la reforma de salud, divulgamos que 1,54 millones de veteranos de guerra de Estados Unidos estaban sin seguro en 2008 y que se esperaba que 2.226 personas murieran por falta de cobertura médica.

Con base en el análisis en nuestro recientemente informe -publicado en el American Journal of Public Health- encontramos que la carencia de seguros aumenta las probabilidades de muerte en 40%. Por lo tanto, la ausencia de seguro médico causa 44.798 muertes cada año entre los 46 millones de estadounidenses sin seguro. Combinamos estos datos con las tabulaciones del número de veteranos sin seguro de la Encuesta de Población 2009, realizada a partir de marzo por la Oficina de Censos, que interrogó a las y los estadounidenses con estatus de veterano sobre su cobertura de seguro. Solamente clasificamos como veteranos sin seguro, ni cobertura de seguro de cuidado médico a quienes estaban atendiéndose en hospitales o clínicas de la Administración de Salud de los Veteranos (VA, por sus siglas en inglés).

Estimamos que el año pasado hubo 2.266 muertes asociadas a la falta de seguro médico entre los veteranos no mayores. Este resultado supera más de 14 veces el número de muertes (155) sufridas ese año por las tropas de EEUU en Afganistán, y es más del doble de quienes han muerto desde el principio de la guerra.

Mientras muchos estadounidenses creen que todos los veteranos pueden conseguir atención del VA, existen veteranos de combate que no pueden conseguir atención de ese servicio. En general, las instalaciones del VA proporcionan cuidado médico a cualquier veterano que esté inhabilitado por una condición conectada con el servicio militar, y otorgan tratamientos para dolencias específicas adquiridas durante el servicio militar.

Los veteranos de ingresos bajos que aprueban un test son elegibles para recibir cuidado en instalaciones del VA, pero en una condición de baja prioridad (prioridad 5 o prioridad 7), dependiendo del nivel de ingresos. Los veteranos con ingresos más altos son clasificados en el grupo de prioridad más baja, y no son elegibles para la inscripción en el VA.

Como otros estadounidenses sin seguro, la mayoría de los veteranos sin cobertura son trabajadores demasiado pobres como para alcanzar una cobertura privada, pero no lo suficiente pobres como para calificar en el Medicaid, el seguro de salud del Gobierno, o aplicar al cuidado médico dependiente del VA.

Desafortunadamente, la falta de seguro continuará causando muertes, a pesar de la nueva ley de reforma de la salud. Según la Oficina del Presupuesto del Congreso, 23 millones de norteamericanos seguirán sin seguro en 2019, cuando la ley se aplique completamente. Esto se traducirá en cerca de 23.000 muertes innecesarias al año. Lamentablemente, el Congreso cedió a las presiones de la industrias farmacéuticas y del seguro, y rehusó considerar la implantación del seguro médico nacional de pagador simple, que habría cubierto completamente a todos los estadounidenses.

Para más información, visite Physicians for a National Health Program (www.pnhp.org), una organización de investigación y educación de 17.000 médicos que apoyan el seguro médico nacional de un solo pagador.