Un nuevo Ecuador es posible, proclama Correa
Por: Pedro Rioseco

Quito, 4 nov (PL) Más allá de la tecnología, este puente significa el nuevo Ecuador, hacer realidad el sueño de construir una patria de desarrollo y mejorar las condiciones de vida de nuestras comunidades, afirmó el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

Ante unos 50 mil habitantes de la provincia de Manabí, el Mandatario inauguró la víspera el puente más largo del país, «Los Caras», en homenaje a la civilización pre-incaica que pobló ambas riberas del río Chone.

Al hablar ante las personas concentradas en San Vicente y, por medio de una pantalla gigante a los que lo esperaban en Bahía de Caráquez al otro lado del ancho estuario tras 54 años de promesas electorales, Correa reiteró el cumplimiento del mandato popular.

Destacó que para la construcción de este puente de mil 980 metros de largo, que conllevó una inversión de 102 millones 88 mil dólares, el Gobierno no tuvo que firmar ninguna carta de Intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Jefe de Estado ironizó: «Nos dicen que hay que tender puentes, aquí están los puentes, una obra vale más que mil palabras (…) Lo único que estamos haciendo es lo que tenemos y debemos hacer: cumplir con el Mandato que el pueblo nos dio en las urnas», enfatizó.

«Su alegría es mi alegría, es impresionante el colorido de gente que existe aquí. Es el entusiasmo de todo un pueblo que ve que realmente no estamos hablando de una época de cambio, sino que estamos viviendo un verdadero cambio de época», resaltó.

«Por cada bala asesina nosotros construiremos puentes, escuelas, hospitales y centros de salud en todo el país» dijo el Mandatario al referirse al intento de golpe de Estado y magnicidio, y agradecer el respaldo de los manabitas a la Revolución Ciudadana.

Desde 1956, en que se prometió por primera vez construir éste puente, a la actualidad tuvieron que transcurrir 54 años para que esa promesa electoral sea una realidad, hecha en tan solo 33 meses por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

En un clima de fiesta, que une por primera vez a ambos pueblos ribereños a través de una vía de prometedoras perspectivas para el desarrollo económico y el turismo, Correa exhortó a seguir avanzando y profundizar la Revolución con nuevas conquistas.

mv/prl