Continúan esfuerzos en Nicaragua por controlar la leptospirosis
Por: Alfredo G. Pierrat

Managua, 4 Nov (PL) Cuarenta días después del surgimiento del brote de leptospirosis, las autoridades nicaragüenses continúan desplegando un intenso trabajo de profilaxis en todo el país para detener el contagio y preservar la vidas.

Esos objetivos ya se han cumplido parcialmente porque, en primer lugar, la cifra de personas fallecidas como consecuencia de la enfermedad se mantiene en los 16 decesos de los primeros días.

Además, el número de casos positivos detectados cada día disminuye de manera sostenida, pese a las centenares de brigadas sanitarias que recorren a diario los centros urbanos y comunidades rurales.

Desde el 24 de septiembre, fecha del surgimiento del brote, han sido detectados 524 casos positivos de leptospirosis, de acuerdo con el más reciente reporte del Ministerio de Salud (Minsa), divulgado la víspera, con hora de cierre las seis de la tarde.

La situación más seria en la actualidad es la evolución de dos menores contagiados, quienes se encuentran en grave estado, ingresados en un hospital infantil capitalino.

Ambos se mantienen conectados a ventiladores para respirar y se teme por la vida de uno de ellos.

Ademas de esos dos niños, otros ocho pacientes, incluyendo a una embarazada, permanecen hospitalizados en centros de salud de varios departamentos, todos en condiciones estables.

Mientras tanto, las brigadas médicas movilizadas por todo el país tras la emergencia sanitaria decretada por el presidente, Daniel Ortega, a mediados de octubre, continúan visitando a las familias para entregarles medicamentos preventivos, no sólo para la leptospirosis, sino también para enfermedades como el dengue y el cólera.

Ese ciclo consiste en tres dosis de medicamentos -una por semana- y hasta hoy han recibido la primera un total de tres millones 252 mil 187 personas, cifra que equivale a más de la mitad de la población del país.

De ese gran total, un millón 37 mil 967 recibieron tambien la segunda y de ellos 69 mil 395 recibieron la tercera dosis y ya completaron el ciclo.

De forma simultánea, brigadistas del Poder Ciudadano continúan aplicando el rodenticida cubano Biorat, y acumulan hasta hoy 235 mil 626 viviendas tratadas -alrededor de la mitad de las existentes en el país-, según el reporte del Minsa.

En opinión del doctor Edmundo Sánchez, director de Vigilancia Epidemiológica del Minsa, la medicación casa por casa y la aplicación del Biorat han resultado una estrategia muy eficaz para el control paulatino de la leptospirosis y también para la prevención de otras enfermedades.

mv/agp