Nicaragua llevará nuevamente a La Haya problema de límites de Río San Juan
TeleSUR

Nicaragua llevará a la CIJ el problema limítrofe del Río San Juan que disputa con Costa Rica. Indicó que es La Haya la institución adecuada para resolver los conflicto fronterizos y no la OEA, como ha querido dejar ver el Gobierno de San José.
 «Formemos una comisión y terminemos de poner los mojones» para delimitar la zona, propuso el mandatario, Daniel Ortega.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció este martes que llevará nuevamente a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, la discusión sobre las líneas fronterizas del Río San Juan, que disputa con Costa Rica, para que así el árbitro decida sobre la demanda y no la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que no le compete debatir estos temas.

«Vayamos a la Corte Internacional de Justicia de La Haya», invitó el presidente a Costa Rica, en una alocución transmitida en horas de la noche.

«Que sea la Corte que diga quién tiene la razón» y es la que tiene la «información para hacerlo, la OEA no tiene nada que ver con eso», destacó en referencia a la demanda que impuso el Gobierno de Costa Rica ante el bloque.

Ortega manifestó la voluntad que ha tenido y las propuestas que ha planteado a su vecino país, para solventar el problema.

«Discutamos (…) lo que han hecho es irse a la OEA . ¿Qué están planteando? ¿Que venga una misión?, ¿A qué va a venir a Nicaragua la OEA? no le corresponde pronunciarse en límites de naciones», explicó el gobernante.

Dijo además que le ha propuesto al Gobierno de San José la instalación de una comisión, «pongámosnos de acuerdo para definir los límites fronterizos».

«Formemos una comisión y terminemos de poner los mojones, pero ha habido una resistencia de Costa Rica de que se pongan mojones, no pierde la esperanza de adueñarse del Río San Juan», afirmó.

Indicó que ha reiterado la creación de las delegaciones de «cara a la Comisión Binacional, pero para que se pueda utilizar se tiene que suspender el dragado y las tropas» que trabajan en territorio nicaragüense para combatir el narcotráfico.

«Estamos en territorio nicaragüense combatiendo el narcotráfico y en la limpieza del Río San Juan (…) no vamos a detener estas operaciones», advirtió.

El presidente recordó que desde antaño potencias imperiales han intentado restarle parte de territorio a la nación centroamericana y que actualmente Colombia se encuentra en una firma de acuerdos con Honduras y Costa Rica para este mismo fin.

«Ha estado en la visión geopolítica de Costa Rica, alimentada por Colombia, adueñarse del Río San Juan», sostuvo.

«Esta zona del Río San Juan intentaron apropiársela y la negociaban en el siglo antepasado con británicos, la negociaban con norteamerica, en momentos que ese dominio era de Nicaragua, los costarricenses la negociaban», apuntó.

«Los poderes de entonces, no el pueblo, los intereses predominantes al servicio de esos imperios británico y yanqui buscaban cómo negociar lo que no les pertenecía», reiteró.

Llamó a verificar cómo la frontera de Costa Rica se ha desplazado, esto por la sequía que ha afectado la desembocadura del río.

En este sentido, subrayó que su país tiene la soberanía sobre el Río San Juan, y señaló «la zona se va secando y ellos van corriendo la frontera, hay una delimitación claramente establecida».

Manifestó además que Nicaragua siempre ha recurrido, ante cualquier problema binacional, a la Corte Internacional de Justicia, de donde han salido tres favorables fallos: en contra de Honduras, Colombia y Costa Rica.

Aseguró que su Gobierno no cae en provocaciones, pese a que San José ha reforzado la presencia armada en la frontera.

Expresó su esperanza de que esas fuerzas costarricenses se unan a las de Nicaragua para combatir el narcotráfico, porque siempre es su país quien da los golpes en contra de este flagelo.

Reiteró que «nosotros nos sometemos al juez, no nos sometemos a la fuerza, ni al uso de la fuerza». En este sentido, aspira que su par de Costa Rica, Laura Chinchilla, comparte la decisión.

Por último, exhortó al embajador de Nicaragua ante la OEA, Dennis Moncada, a tomar la palabra ante el organismo interamericano y que explique la problemática y la postura del país en el debate.

teleSUR/yi – lp – MM