Comienzan a cerrar mesas electorales en EE.UU. con primeras victorias para republicanos
TeleSUR

Comenzaron a cerrar los centros de votación de las elecciones legislativas y de gobernadores en Estados Unidos. Hasta ahora los estados que han finalizado la jornada de sufragios han sido Carolina del Sur (centro – este), Vermont (noroeste), Ohio (noroeste), Indiana, Delawere y Kentucky (sur).
Las últimas encuestas realizadas en el país antes de los comicios daban ventaja a los republicanos para la Cámara Baja del Congreso.

Las mesas de las elecciones legislativas de Estados Unidos ( EE.UU.) comenzaron a cerrarse este martes a las 23H00 GMT en estados como Kentucky (sur) e Indiana (oeste) con las primeras victorias para los republicanos, informaron fuentes oficiales.

En las próximas horas empezarán a cerrarse los demás centros electorales del resto de Estados Unidos y los últimos de éstos serán Alaska y Hawai que finalizarán su jornada a las 04H00 GMT de este miércoles.

Luego de que finalice la jornada se sabrá si los republicanos lograron obtener los 39 escaños que buscaban para lograr retomar el control de la Cámara de Representantes, que renueva 435 curules este día.

La corresponsal de teleSUR en EE.UU., Andrea Arenas, informó que, según resultados preliminares, en cuanto a los senadores »Carolina del sur habría votado por los republicanos; Vermont (noroeste), por los demócratas; Ohio (noroeste), republicanos; Indiana, republicanos y Delawere (sur), republicanos».

Según los primeros resultados, representantes del movimiento ultraconservador del Partido Republicano denominado Tea Party, como Marco Rubio y Rand Paul, habrían derrotado a sus oponentes demócratas para el Senado en Florida (sur) y Kentucky respectivamente.

Además, el republicano Rob Portman habría sido elegido senador por el estado de Ohio en esta jornada electoral.

En Indiana, por primera vez es electo un senador republicano con el triunfo de Dan Coats.

Los republicanos esperan reducir el control del Senado de los demócratas pero se estima que no logren el control de la Cámara Alta.

Arenas reportó que sólo faltan algunos centros electorales de ciudades del oeste del país por clausurar y de los 10 senadores que necesitarán los demócratas hasta ahora sólo llevan uno.

Según los medios de comunicación locales, se ha observado una alta participación de la ciudadanía en estos comicios para elegir a los 435 miembros de la Cámara de Representantes, además de 37 senadores del Congreso y otros 37 gobernadores.

El presidente de la nación, Barack Obama, se mostró muy activo durante todo el día y recorrió las redes sociales para impulsar la participación de la ciudadanía en estas elecciones debido a que de los resultados depende el futuro de su gestión.

Se estima que la intensa campaña que los demócratas realizaron para estimular al voto haya atraído a unas 90 de las 218 millones de personas que tienen derecho al sufragio en Estados Unidos, lo cual representaría una participación del 41 por ciento para unas elecciones legislativas, una cifra récord.

Esta campaña para motivar al voto a los ciudadanos norteamericanos costó al país unos cuatro mil millones de dólares, mientras los índices de desempleo y probreza siguen en aumento.

Una encuesta realizada por la empresa Gallup, efectuada con mil 539 potenciales votantes entre los pasados días jueves y domingo, dio a los republicanos una ventaja con el 55 por ciento del apoyo en comparación con los demócratas que tendrían el 40 por ciento del respaldo.

Otros estudios realizados por el rotativo The Wall Street Journal y la cadena de televisión NBC también daban amplia ventaja a la bancada republicana.

El diario Journal dio a los republicanos seis puntos por encima de los demócratas y el canal de televisión predijo que éstos lograrían un 49 por ciento de los sufragios frente a un 43 por ciento para el partido de Barack Obama.

Si se llegarán a cumplir las predicciones y los republicanos se posicionan en la mayor parte de los curules de la Cámara de Representantes, podrán aprobar leyes con un voto de mayoría simple, sin respaldo de los demócratas.

Entre los proyectos que los republicanos estarían en capacidad de aprobar, si obtienen la mayoría en la Cámara Baja, se encuentra el programa denominado Promesa a Estados Unidos, el cual se articula en torno a cinco grandes temas: empleo, reforma del Gobierno, presupuesto, seguridad nacional y salud.

Sin embargo, los demócratas podrían bloquear gran parte del proyecto republicano si se quedaran con la mayoría en el Senado, lo cual conllevaría a dos escenarios: que se produzca un estancamiento en el Congreso o que ambos bandos se vean obligados a trabajar en conjunto.

En los centros de votación del país se ha permitido la presencia, en el transcurso de la jornada, de activistas de los partidos y candidatos, así como también impulsadores y opositores de propuestas como la de la legalización de la marihuana en California, la cual será sometida a referendo para su aprobación.

La única norma que se dicta en casi todo el país y establecidas por las autoridades de los condados, es que el proselitismo político se haga a más de 30 metros de la entrada de los centros de votación.

La Cámara de Representantes posee 435 miembros que se distribuyen en función de la población de cada estado del país.

El senado, por su lado, posee dos representantes por estado sin tomar en cuenta la población de los mismos.

Los estadounidenses eligen este 2 de noviembre a los 435 miembros de la Cámara de Representantes del Congreso y a 37 senadores, así como también 37 de 50 gobernaciones.

Probable derrota para demócratas

El analista económico estadounidense, Mark Weisbrot, dijo este martes a teleSUR que lo más probable es que en el resultado de estas elecciones legislativas los partidos demócratas «pierdan un número significativo de curules», no obstante, no considera que esta tendencia «se mantenga en el largo período».

El experto en economía resaltó que las fallas que ha tenido el Gobierno de Barack Obama, se han maximizado en el tópico económico y que esto «es lo que seguramente le ha costado una gran cantidad de votos».

Weisbrot destacó también que «si el Gobierno estadounidense no hace algo por resolver estos conflictos, podrían perderlo todo, incluso la Presidencia».

teleSUR – El país – Infobae- Efe /jl – MM