Operación militar logró salvar la vida del mandatario
Presidente Correa regresa al Palacio de Gobierno tras ser restacado
Prensa Web RNV

Fue sacado del Hospital Policía Nacional donde lo mantenían secuestrado uniformados desde la tarde. “Jamás cedimos” aseguró el jefe de Estado ecuatoriano

El Presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, llegó sano y salvo al palacio Presidencial Carondelet en Quito tras haber sido sacado del Hospital Policía Nacional en una operación donde se enfrentaron las fuerzas policiales contra las militares.

Frente al pueblo, congregado en la Plaza de la Independencia, se dirigió a una multitud que lo esperaba desde tempranas horas de la tarde. “Jamás cedimos” subrayó.

“Es un día de profunda tristeza que jamás creí que iba a llegar en mi gobierno, que es de paz de justicia, de dignidad, que sólo buscar el buen vivir y ayudar a los más pobres, sobre todo a esa policía que fue manipulada”.

“Me tuvieron que llevar al hospital Policial. Me dejaron secuestrado, no me dejaron salir, supuestos policías nacionales: avergüenzan a la institución policial”.

Confirmó la muerte de un efectivo policial. “Se me salieron las lágrimas, no de miedo, sino de tristeza de ver cómo se ha derramado sangre ecuatoriana inútilmente”.

“Cuando me dirigía a cientos de policías con sus familias, ahí salieron los verdaderos motivos. Cuando dije `nadie ha subido tanto los sueldos a la Policía como el Gobierno de la Revolución Ciudadana, me gritaron: `Mentiroso, ese fue Lucio (Gutiérrez). Ahí estaban, infiltrados incitando a la violencia” denunció el mandatario.

“Hoy el Presidente no ha claudicado como hicieron otros cobardes. Les decía no pierdan el tiempo: o salgo como presidente o salgo como cadáver, pero no vendo mi dignidad”.

ZGM