Periodistas mexicanos pidieron asilo a EE.UU. ante amenaza del crimen organizado
TeleSUR

Cuatro periodistas mexicanos amenazados por organizaciones del crimen organizado en su país realizaron este jueves una petición de asilo político al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Cuatro periodistas mexicanos provenientes de Ciudad Juárez (norte) solicitaron asilo político al Gobierno de Estados Unidos este jueves, debido a que en su país han sido amenazados por organizaciones del crimen organizado.

En rueda de prensa ofrecida en Texas, al sur de Estados Unidos, los trabajadores de la comunicación explicaron estar huyendo de Ciudad Juárez con el objetivo de «salvar su vida» y de no «pagar la violencia de los cárteles de la droga».

Uno de los periodistas amenazados, Emilio Rodríguez, señaló que «a los informadores que se salen del guión preestablecido por ellos (los narcotraficantes) , a menudo, lo pagan con su vida».

«Es una situación desesperante, triste, lamentable, sentirse lejos de la patria, lejos de la familia, de lo que se queda allá, sentirse despojado del patrimonio que modestamente se consigue», exclamó Rodríguez.

El periodista también afirmó que hizo un llamado al presidente estadounidense, Barack Obama, para que considere la situación de ambos comunicadores.

Por su parte, Fernando García, director de Red Fronteriza de los Derechos Humanos en México, hizo un llamado a las autoridades de Estados Unidos para que se sensibilicen en torno a la situación masiva que se está presentando y acelere el proceso de tramitación del asilo.

«Hoy presentamos al menos a cuatro periodistas. Es algo histórico, sin precedentes, que están huyendo de México. De alguna manera sus trámites han empezado, pero aún no están resueltos, entonces creemos que es importante que haya más sensibilidad por parte del Gobierno de Estados Unidos», señaló.

Desde el año 2006, más de 30 trabajadores de medios (periodistas y fotógrafos) han desaparecido o han sido asesinados en México.

Las muertes, la mayoría de las veces, se han vinculado con el crimen organizado y organizaciones de narcotraficantes, que han atacado en repetidas ocasiones a diversos medios de comunicación del país.

Asilo a otro periodista

El pasado martes, el Gobierno de Estados Unidos informó en un comunicado que concedió asilo político a otro periodista mexicano, quien estaba esperando respuesta desde el año pasado.

El periodista Jorge Luis Aguirre declaró que fue amenazado por bandas de narcotráfico minutos después de que un compañero fuera asesinado en noviembre del año 2008.

Aguirre ea uno de los primeros periodistas mexicanos que gozan de asilo político en el terriotorio estadounidense.

«Puedo volver a respirar (…) este asilo abre la puerta a los periodistas atrapados en México, donde no hay justicia y donde los gobiernos son parte del tráfico de drogas», declaró.

Los grupos de defensa de los periodistas mantienen a México como uno de los países más peligrosos para esta profesión.

El Comité para la Protección de Periodistas de ese país (CPJ) informó que desde que el presidente Felipe Calderón le declaró la guerra a los carteles del narcotráfico en 2006, en México han muerto o han sido secuestrados más de 30 trabajadores de medios.

Se estima que durante la presidencia de Calderon también han muerto más de 29 mil personas por la violencia ligada al narcotráfico.

Ciudad Juárez se ha convertido en la ciudad más peligrosa del país. En esa urbe han muerto aproximadamente unas seis mil 500 personas desde enero del año 2008.

Entre las muertes a trabajadores de medios la más reciente es la del fotógrafo de 21 años que trabajaba en El Diario de Juárez, Luis Carlos Santiago Orozco, quien fue asesinado el pasado 16 de agosto.

teleSUR-La Jornada-Reuters/lp-MFD