El ULTIMO CHANCE
Por: Carlos Enrique Dallmeier

Las ultimas declaraciones de Ramos Allup, en la cual afirma que reconoceran los resultados electorales en aquellas circunscripciones en las cuales esten de acuerdo con los resultados y cantaran fraude en donde consideren que hubo fraude, van en sintonia de las ofrecidas en el programa radial de Vladimir Villegas por el Secretario General de la MUD, Ramon Guillermo Aveledo, en la cual amenaza descaradamente con “presionar” en aquellos circuitos que, de acuerdo a ellos, hayan ganado y el triunfo no se le sea reconocido.

El juego esta clarisimo. Hay sectores adeco-copeyanos dentro de la oposicion que juegan a aprovechar las proximas elecciones del 26 de Septiembre para crear una situacion de conflicto que les permita asaltar el poder. Ya la reciente ola de sabotaje es una muestra anticipada.

Si esto analizamos en base a la conducta de esas bandas hamponiles, esa aventura guarimbera tiene mucha logica.

Y es que esa oposicion vive un momento unico desde el ascenso de Chavez al poder. Por primera vez las encuestas no le dan un triunfo abrumador al chavismo. Ad y Copei saben que esa situacion no se les va a volver a presentar. Es ahora o nunca. O por lo menos hasta el 2018, cuando probablemente, esas momias vivientes de Pompeyo, Teodoro, Ramos Allup, Guillermo Aveledo y otras mas hayan desaparecido fisicamente.

Nunca como antes esta oportunidad se les habia presentado. Y es que el gobierno pasa por la cifra mas baja de popularidad, producto, por una parte, de la brutal ineficiencia en resolver problemas fundamentales como la delincuencia, el costo de la vida, la construccion de viviendas, el manejo de los servicios publicos como la luz y el agua, etc.; y por la otra, de una creciente corrupcion que ha explotado en sus manos con casos como el de Pudreval.

Y nunca como despues se le va a volver a presentar, porque es de esperar que Chavez reaccione y comience a solucionar problemas si no quiere que su “Revolucion” pase a la historia.

Las fuerzas progresistas no deben caer en la trampa de esos bandoleros con corbata de unirse en los cantos de sirena de una llamada cruzada por la “democracia”, contra el “militarismo” y por la “pluralidad”, que lo que busca realmente en entronizar de nuevo en el poder a los hampones de AD y COPEI. De alli la angustia de Ramos Allup emplazando a los llamados Ni-Ni y al PPT a definirse con el gobierno o con la oposicion. Es que una actitud valiente que no cohoneste los miserables planes de estos vendepatrias es un freno muy fuerte para su realizacion.

Debemos mirarnos en el espejo de 1958, cuando se perdio, miserablemente, un hermoso movimiento popular por la democracia dirigido desde la clandestinidad por lideres valientes y honestos, al entregarselo en bandeja de plata a ese par de delincuentes de Betancourt y Caldera que marearon a todos con el espejismo del llamado “espiritu del 23 de Enero” y que nos costo 40años de inutil atraso, de la mas profunda corrupcion, de la mas brutal represion y del mas vergonzante entreguismo.

O mas recientemente, en las intentonas golpistas de 2002 y 2003, en las cuales, partidos que una vez representaron a la izquierda, hicieron el papel de tontos utiles, y fueron tirados al cesto de la basura por AD y COPEI una vez que los utilizaron, al punto que hoy, organizaciones como Causa R, el MAS, que hace escasos lustros obtuvieron impresionantes resultados electorales, se arrastran lastimosamente mendigando algun favor a los adeco-copeyanos.

Hay que estar claro que el fracaso del estalinismo en resolver las principales necesidades del pueblo venezolano debe abrir, necesariamente, las puertas a una discusion y a un proyecto, adaptado a nuestros intereses y a nuestras realidades que abra, por fin, el camino hacia una Venezuela mas prospera, mas justa y mas digna.