Maria Corina Machado, mentirosa
Por: Eva Golinger

En una entrevista televisada hoy en vivo en el canal Venezolana de Televisión (VTV), la candidata de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) a la Asamblea Nacional, Maria Corina Machado mintió descaradamente. Cuando fue preguntada por la periodista Jessica Sosa, ancla del segmente Dfrente, sobre el financiamiento que su organización Súmate había recibido de las agencias de Estados Unidos, Machado respondió que solo había recibido “31 mil dólares hace 5 años”.
No obstante, documentos oficiales de la National Endowment for Democracy (NED), agencia creada en 1983 por el Congreso de Estados Unidos, revelan que en el año 2003, Maria Corina Machado firmó un convenió de 53 mil dólares para su organización Súmate. Ese dinero fue otorgado para la campaña del referéndum revocatorio contra el Presidente Chávez que tomó lugar el 15 de agosto de 2004. Otro documento oficial de la Agencia Internacional del Desarrollo de Estados Unidos (USAID), brazo financiero del Departamento de Estado, confirma que en agosto 2003, Súmate recibió otros 84.840 dólares de la agencia estadounidense, también para trabajar la campaña para revocar el mandato del Presidente Chávez.

Súmate recibió otros 107.200 dólares de la NED en el 2004 para continuar su trabajo en Venezuela con la campaña del referendo, y otros grupos, como el Instituto Democrático Nacional y el Instituto Republicano Internacional, contribuyeron con una parte de sus más de 3.000.000 de dólares de donaciones durante el 2004, para ayudar a Súmate en sus esfuerzos. Y una declaración de impuestos de la NED del 2008 revela en su página 33 que ese año, Súmate recibió otros 90 mil dólares de la agencia estadounidense.

Un informe del Instituto Demócrata Nacional también evidencia unos 759 mil dólares que fueron dados de la USAID y repartidos a Súmate, Ciudadanía Activa y otras organizaciones venezolanas involucradas en las campañas electorales durante los últimos años.

Machado luego dijo que ese dinero formaba parte de una “cooperación internacional normal en todo el mundo”. Sin embargo, la mayoría de países democráticos, incluyendo a Estados Unidos, prohíben el financiamiento externo para campañas y partidos políticos en sus países. Además, el financiamiento externo a organizaciones no gubernamentales y grupos políticos (no partidos), generalmente es regulado estríctamente en paises como Estados Unidos, que tiene la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA, por sus siglas en inglés), que regula toda clase de financiamiento externo a entidades dentro de Estados Unidos.

El 31 de mayo del 2005, María Corina Machado, directora de la organización venezolana Súmate, fue la primera venezolana recibida oficialmente en la Oficina Oval de la Casa Blanca por el presidente George W. Bush. En realidad, fue la primera venezolana recibida públicamente en la Casa Blanca de Bush. Ningún miembro del gobierno de Chávez había sido jamás invitado a reunirse con ningún funcionario de la consabida Casa en Washington, mucho menos el Presidente.

Machado se reunió a solas con Bush durante más de cincuenta minutos. Al concluir la reunión, se invitó a la prensa para una sesión de “fotografías” con el fin de capturar la más reveladora foto de ambos estrechándose las manos. Después la Directora de Súmate tuvo la oportunidad de sostener una conferencia de prensa en los jardines de la Casa Blanca, espacio generalmente reservado para el Presidente y otros jefes de Estado.

Machado informó a los periodistas que ella “…fue invitada por el presidente Bush porque él está muy interesado en conocer la perspectiva de la sociedad civil en cuanto a los valores democráticos y la difusión de la democracia, especialmente en mi país, Venezuela”.

ES GOLPISTA

La actual candidata a la Asamblea Nacional fue firmante del “Decreto Carmona” durante el golpe de Estado de abril del 2002 contra el presidente Chávez; Decreto que abolió todas las instituciones democráticas de la nación, desde el Tribunal Supremo, el Congreso, hasta el Defensor Público y la Oficina del Fiscal General, y aprobó la instalación de una dictadura que asumió el poder por la fuerza.

Y su organización Súmate, la cual Maria Corina Machado siempre decía era “apolítica”, nació con fondos estadounidenses con la intención de promover el referéndum revocatorio contra el Presidente Chávez.

En un cable clasificado con fecha de enero del 2003 enviado por el funcionario de la embajada de los Estados Unidos, Frederick Cook, a Washington, este escribió: “La oposición tomará el control el día del referendo: La ONG Súmate está al frente de la recogida de firmas sobre lo que hoy se conoce como ‘referendo alternativo’ programado para el 2 de febrero (…). Súmate espera utilizar el día en recoger firmas para los mecanismos constitucionales y programar varios referendos de revocación, incluidos: 1) una enmienda constitucional, 2) una carta pidiendo la renuncia de Chávez, 3) referendos revocatorios para varios legisladores chavistas y sus alternos, 4) una carta para la comunidad internacional y 5) un referendo para derogar varias de las reformas económicas patrocinadas por Chávez”.

Habiendo recibido tanto financiamiento del gobierno de Estados Unidos para derrocar al gobierno venezolano y desacreditar el sistema electoral de su país, resulta increíble que la fundadora de Súmate hoy puede ser candidata a la Asamblea Nacional.

No queda duda de que Maria Corina Machada no solamente es mentirosa, sino que es también una agente imperial.