Llevar educación a los 335 municipios del país es mandato del Gobierno Bolivariano

Caracas, 13 Sep. AVN.- La educación con inclusión y pertinencia social, en tiempos de revolución, tiene que llegar a los 335 municipios del país, lo cual es un mandato del Gobierno Bolivariano, lo que ha sido un logro en materia de política educativa del Estado, que le da prioridad a la educación para formar el nuevo ciudadano republicano, con el rescate del pensamiento educativo de Simón Rodríguez y del Libertador.

El señalamiento lo hizo el ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Edgardo Ramírez, este domingo, al ser entrevistado por Venezolana de Televisión.

El titular ilustró mediante una lámina cómo ha sido el crecimiento vertiginoso de la matrícula estudiantil en tiempos de revolución, en comparación con los años de 1988 a 1998, en tiempos de la IV República, donde se le daba prioridad a la privatización de la educación.

Hizo referencia a programas sociales educativos cómo la Misión Sucre, que lleva la educación a los municipios, para que los estudiantes no tengan que separarse de su familia y reciben una educación de calidad, con pertinencia social, que respeta la territorialidad.

Para lograr esa misión el ministro resaltó que hacen un esfuerzo conjunto los triunfadores, las comunidades, con la participación de los consejos comunales y las comunas, lo que es vital, “porque allí están quienes no tienen la oportunidad de ir a Caracas a estudiar, por el costo que implica la residencia, la alimentación y el transporte, entonces la revolución le lleva la educación a esas personas del interior del país, a los más necesitados, quienes antes no tenían oportunidad de estudiar”.

Cifras

Hace 11 años, antes de la llegada de la Revolución Bolivariana, el país contaba con 646.000 estudiantes universitarios, cuando estaba en franco proceso la privatización de la educación, mientras que ahora, 11 años después, la matrícula llega a 2 millones 300.000 estudiantes universitarios, reveló el ministro.

Sólo la Misión Sucre tiene más estudiantes que las cinco universidades autónomas que son las que poseen, además, el mayor presupuesto en materia educativa en el país.

“Es decir, las universidades autónomas no se han conectado con la realidad del país, con garantizar el derecho al estudio a quienes históricamente han sido excluidos, ya que aún mantienen su pruebas internas, mientras que el único requisito de la Misión Sucre es ser bachiller, tener disposición al estudio y sobre todo que sus carreras estén vinculadas al proyecto nacional Simón Bolívar”, recalcó el ministro.

Ramírez destacó que la revolución ha creado dos universidades indígenas, la del Cauca, en el estado Bolívar, y una para postgrados, en el estado Amazonas.

También mencionó la Universidad Bolivariana de Venezuela; la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Unefa); las universidades politécnicas territorial en Aragua, Barinas, Apure, Lara, Miranda y Táchira; el tecnológico de Ciudad Bolívar, en el estado Bolívar, así como la Universidad Bolivariana de los Trabajadores, dentro de las fábricas e industrias, en la que se preparan para crear empresas de propiedad socialista.

“Son 20 nuevas universidades en 11 años de revolución, es decir, son casi dos universidades nuevas por año, y están próximas a inaugurarse la Universidad Deportiva del Sur y la Universidad de los Pueblos del Sur, con mención en Medicina Integral Comunitaria”, apuntó.

Hizo la salvedad de que actualmente son 25.000 los estudiantes que cursan la carrera de Medicina Integral Comunitaria.

El titular también resaltó que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) ha reconocido que Venezuela ha sido quizás el país en América latina y el Caribe que invierte casi 9% del Producto Interno Bruto (PIB) en educación, en lo que respecta a sueldos y salarios, planta física, creación de nuevos puestos de trabajo, proyectos de desarrollo de las instituciones universitarias, lo cual nunca había ocurrido en el país en pasadas gestiones gubernamentales.

“Este es un Gobierno que sabe que la transformación se crea en la educación, por eso el impulso que se le seguirá dando a la educación”, enfatizó Ramírez.

Señaló que se están evaluando los currículum de algunas universidades, sobre todo porque hay casas de estudios, sobre todo las autónomas, que llevan 15, 20 ó 30 años con el mismo currículo, de manera que no están a la par de los cambios que ha habido en el país y en el resto del mundo.

“Ha cambiado el país, las relaciones internacionales y en Venezuela hay un proyecto nacional Simón Bolívar y el currículo debe estar asociado al proyecto país, porque la revolución es educación con inclusión y pertinencia social”, sostuvo.