Periodistas venezolanos denuncian campaña amarillista con fines electorales

Caracas, 23 Ago. AVN .- Dos periodistas venezolanos, José Roberto Duque y Earle Herrera, denunciaron que empresas privadas de comunicación, de la mano de las transnacionales de la comunicación, emprendieron una campaña amarillista con fines electorales para intentar desprestigiar al Ejecutivo Nacional.

Ambos comunicadores sociales, entrevistados este domingo durante el programa TV Foro transmitido por Venezolana de Televisión, partieron que la campaña de los medios de la derecha comenzó con la difusión por CNN Plus del material Los Guardianes de Chávez.

Duque dijo que el “documental” no se puede llamar periodismo sino propaganda de guerra.

“Esa cosa es lo que sea menos periodismo. Eso es propaganda de guerra. Hay gente en el antichavismo que está dispuesta creer lo que sea para fortalecer su posición. Ese documental lo ven los antichavistas y lo creen de inmediato”.

En tanto, Herrera, quien también es diputado y profesor universitario, dijo que este material “es un mentira bien montada, como hace un novelista que hace una ficción y ta hacer creer que es verdad”.

Dijo que el material Los Guardianes de Chávez, difundido por la transnacional de la comunicación CNN plus, sirvió como linea política para que los medios de comunicación privados iniciaran una campaña de amarillismo, publicando fotografías con cadáveres despojados de ropa, ensangrentados y mutilados.

“Después que transmiten este material empiezan hacer el periodismo más ramplón, amarillista, explotando los sentimientos más morbosos del ser humano y además burlándose de los familiares de esos cadáveres. Porque más allá de una línea editorial, es una línea electoral”, subrayó Herrera.

Sobre este tema, Duque dijo que es incongruente que Miguel Henrique Otero, editor del diario El Nacional, utilizara el argumento de la censura, “cuando Alfredo Peña ganó la Alcaldía Mayor, Miguel Henrique Otero bajó una línea política que prohibía criticar la gestión Peña. Entonces él no puede hablar de censura cuando se olvida de sus actos terribles de censura del pasado”.