Cooperación penal internacional deja de funcionar cuando Venezuela la requiere

Caracas, 21 Ago. AVN.- La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, aseveró en su columna de este viernes titulada “Extraditar para hacer justicia”, que cuando Venezuela actúa como Estado requirente de prófugos de la justicia a otra nación, “la cooperación penal internacional no funciona debidamente”.

En su escrito semanal, publicado en el diario Últimas Noticias, la fiscal Ortega Díaz refiere el caso del cubano-venezolano Luis Posada Carriles, uno de los autores intelectuales del atentado terrorista contra una aeronave cubana que produjo la muerte de más de 70 personas en 1976, que planificó en el país, como uno de los ejemplos de su aseveración.

“Estados Unidos no ha cumplido con su entrega (de Posada Carriles) a las autoridades de nuestro país, pese a las múltiples solicitudes que se le han formulado”, denunció.

Ortega Díaz señaló que por lo general los autores de hechos punibles graves tienen capacidad económica para abandonar el país donde lo cometieron y se refugian en otra nación.

De esta manera, “pretenden así garantizarse la impunidad”, apuntó la fiscal Ortega Díaz, al tiempo que aclaró que “para evitar tal aspiración, existe la extradición”.

Explicó la jurista que la extradición es un instrumento jurídico reconocido por el derecho internacional, a través del cual se impide que la sanción de determinados delitos se vea frustrado por la sola razón de que sus autores hayan traspasado la frontera.

“Es importante destacar que, en la mayoría de las veces, se apela al recurso de la extradición cuando se está en presencia de delitos de especial gravedad: terrorismo, drogas, corrupción, violación de los derechos humanos, así como los hechos punibles de carácter económicos financieros”, detalló.

Asimismo, recordó que Venezuela ha solicitado a varios Estados la entrega de connacionales responsables de graves hechos de terrorismo, de violación de los derechos humanos y de delitos económicos financieros, “los cuales han impactado altamente a la sociedad venezolana”.

“Tales requerimientos se han efectuado con el legítimo propósito de evitar la impunidad en estos casos. Sin embargo, hasta el momento, esa pretensión jurídica no ha sido satisfecha”, afirmó la jurista.

El Ministerio Público pidió esta semana a los tribunales venezolanos solicite a Estados Unidos la extradición de Nelson Mezerhane, banquero del intervenido Banco Federal, quien huyó a ese país para eludir su responsabilidad en la quiebra de la mencionada entidad bancaria.

El pedido de extradición de Guillermo Zuloaga y su hijo, Guillermo Zuloaga Siso, también fue solicitado por este organismo a un tribunal del país, que esta semana aprobó y solicitó a Estados Unidos sean entregadas estas dos personas acusadas en Venezuela por especular con vehículos.

“La lucha contra la impunidad implica la consolidación de la cooperación penal internacional. En el ámbito mundial, debe asumirse con mucha responsabilidad la contribución que deben prestarse los Estados entre sí, para evitar que los responsables de graves delitos puedan evadir la justicia”, sostuvo Ortega Díaz.