Militares se mantendrán en calles mexicanas hasta final de Gobierno de Calderón
TeleSUR

Calderón remarcó que hasta el momento los cuerpos policiales del país no tienen ”la contundencia” del Ejército para enfrentar el crimen organizado por lo que los funcionarios de la Fuerza Pública se mantendrán en las calles.
Además el presidente de México solicitó a los legisladores de la nación trabajar para mejorar el presupuesto de 2011 destinado a la seguridad.

El presidente de México, Felipe Calderón, anunció este jueves que las Fuerzas Armadas permanecerán en las calles para la lucha contra la narcoviolencia , si es necesario hasta el final de su mandato (30 de noviembre de 2012), pues aseguró que aún no existen “policías estatales y federales capaces de hacer frente a la criminalidad”.

Durante el foro denominado Diálogo por la Seguridad, el mandatario indicó que las tropas se mantendrán en las calles hasta que “existan policías estatales y federales capaces de hacer frente a la criminalidad con la contundencia que hace frente el Ejército mexicano”.

“Mientras no existan esas policías, no es pensable, a mi juicio, retirar el apoyo de las Fuerzas Armadas, porque sería dejar a la ciudadanía en manos de la delincuencia, y de manera inerme”, añadió.

Calderón señaló que México necesita “acelerar la presencia de las policías” en las calles del país, agentes confiables, bien armados y formados.”

“Ese es para mí el elemento clave de la estrategia: fortalecimiento institucional y de aquí a dos años ojalá tengamos 32 (una por cada estado) policías confiables y fuertes”, continuó.

Calderón informó que el noreste del país se está produciendo una “lucha encarnizada” entre criminales por el control territorial, una situación que ha cobrado la vida de soldados, policías y de civiles inocentes.

“Mi compromiso por la seguridad va a permanecer hasta el último día de mi Gobierno. Y si para cumplir ese compromiso tengo que disponer, como manda la Constitución, de las Fuerzas Armadas, lo seguiré haciendo”, sostuvo.

El presidente de México señaló este jueves que una de las tácticas nuevas que se está impulsando para disminuir la fuerza de los grupos delictivos es “una estrategia contra el lavado de dinero que implicará precisamente una iniciativa (legislativa)” sobre la materia.

El pasado lunes, el presidente Calderón argumentó que el combate para su Gobierno contra la narcoviolencia no ha sido fácil porque cuando llegó al poder en el año 2006, se encontró con unas instituciones de seguridad y justicia “debilitadas por la intimidación de las organizaciones criminales”.

Desde el año 2006 hasta mayo de 2009, unos 573 servidores públicos de las instituciones de seguridad y justicia del país fueron detenidos por presuntas vinculaciones al narcotráfico, según un informe de la dirección del momento de la Procuraduría General de la República (PGR).

El crimen organizado en México en los últimos cuatro años se ha cobrado la vida de más de 28 mil personas, según cifras oficiales.

teleSUR – Efe /ld – MM