Latinoamérica debe descartar mecanismos económicos tradicionales para enfrentar crisis mundial
TeleSUR

Según el presidente del Banco Central de Ecuador (BCE), Diego Borja, ante la crisis económica mundial, América Latina debe alejarse de los esquemas económicos tradicionales como el Fondo Monetario Internacional, que sólo profundizan los problemas sociales de las naciones subdesarrolladas.

El presidente del Banco Central de Ecuador (BCE), Diego Borja, indicó este martes que América Latina debe descartar los mecanismos financieros tradicionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o aquellos propuestos por países europeos para enfrentar la presente crisis económica mundial.

”Lo primero es que la crisis (económica) ha demostrado con absoluta claridad es la bancarrota del sistema de gestión económica internacional (…) América del Sur tiene que ponerse a un lado frente a lo que han sido las soluciones tradicionales”, indicó Borja en una entrevista ofrecida a teleSUR tras la reunión de los representantes de los Bancos Centrales de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) efectuada en Quito..

El presidente del BCE señaló que, según lo discutido en la reunión de Quito, existe la necesidad de que América Latina materialice las herramientas financieras que está desarrollando como el Banco de Sur, el Fondo Único de Reservas y el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre) para afrontar la crisis financiera.

”El Banco del Sur, el Fondo Común de Reservas y el Sistema Único de Compensación Regional, que se están discutiendo, son herramientas que nos permiten protegernos de la crisis y al mismo tiempo concretar la integración financiera”, consideró.

Según Borja, sería incorrecto que Suramérica siguiera las políticas que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dictamina, debido a que sólo profundiza los problemas de las naciones, lo que quedó demostrado con los países europeos como Grecia, que afrontan las dificultades económicas por seguir los dictámenes de esta institución.

”En Grecia se están llevando adelante las mismas políticas que el FMI llevaba hace años y que son fracasadas. América Latina no puede repetir eso ( … ) Lo que hacen es profundizar la crisis, profundizar el deterioro económico y social de estas sociedades”, dijo Borja.

Indicó que es el momento para que se organice una reunión de los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la que la región latinoamericana presente a otras zonas, que se ven azotadas por la crisis económica, los proyectos que se están desarrollando en esta parte del mundo.

”Creo que es buen momento para que, con nuevos compromisos renovados por parte de dirigentes de nuestra región, se convoque a un G-192, porque seguramente van a tener eco (los nuevos mecanismos) en autoridades europeas que hoy vemos que están abocadas a una crisis que no pueden resolver”, indicó.

Borja explicó que mecanismos como el Banco del Sur permitirían que las economías latinoamericanas se independicen del dólar y puedan equiparase mejor.

”Esto que estamos creando el Banco del Sur, que nos permite el desacoplamiento paulatino del dólar y la utilización de nuestras monedas para el comercio internacional ( … ). Permite disminuir las asimetrías” económicas de los países latinoamericanos, manifestó.

Añadió que otras herramientas como el Fondo Común de Reservas permitiría que América Latina se desarrolle a partir de nuestro ahorros.

”El Fondo Común de Reservas nos permitiría un uso común de la reservas que nos permitiría movilizar el desarrollo de nuestra región a partir de nuestros ahorros”, consideró.

En relación al Sistema Único de Compensación Regional, dijo quees un instrumento que ya, con muy poco tiempo, se ha puesto en marcha”. Recordó que que tardó ocho meses en implementarse, en contraste con otras herramientas similares desarrolladas por países desarrollados, que se han tomado diez o más años en implementarse.

También señaló que ”es un mecanismo eficiente porque disminuye la presión de liquidez de las economías domesticas”.

Los representantes de los Bancos Centrales de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunieron en Quito por segundo día este marte, para debatir las alternativas de cooperación e integración financiera en la región con el fin de combatir los posibles efectos de la crisis económica mundial.

La II reunión de representantes de las entidades financieras centrales de la región se hizo para impulsar financieramente a Suramérica, con la consolidación del Banco del Sur y el Fondo Común de Reservas, así como mecanismos para la utilización del Sucre, impulsado por la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA).

teleSUR/jl-MFD